Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fèlix Alonso: «El indulto a los políticos presos deberá ser una vía a explorar»

El diputado por Tarragona de En Comú Podem en el Congreso explica que «deberemos priorizar las cuestiones en las que podemos ponernos de acuerdo, como la derogación de la Ley Mordaza y el incremento de las pensiones con el IPC»

Octavi Saumell

Whatsapp
El diputado en el Congreso y alcalde de Altafulla, Félix Alonso, durante la entrevista con el ‘Diari’. FOTO: Pere Ferré

El diputado en el Congreso y alcalde de Altafulla, Félix Alonso, durante la entrevista con el ‘Diari’. FOTO: Pere Ferré

¿Cree que el propio Pedro Sánchez se esperaba que se aprobara la moción de censura?
En absoluto. Nosotros hemos sido la semilla de todo. El año pasado ya tocaba, pero no pudo ser.   

Ustedes presentaron una moción en 2017 que no fructiferó.  
Sí. Entonces ya quedó claro que o el PP se reformaba o no podía seguir en el gobierno.  

¿Qué ha cambiado desde el año pasado para que ahora sí que se apruebe la censura?
El caso Gürtel ha sido la gota que ha derramado el vaso. Ha puesto en entredicho no solo al partido, sino al propio presidente.

De hecho, dimitirá como presidente del PP. 
Todo esto le ha cogido a contrapie. Debería haberlo hecho mucho antes. 

La mayoría parlamentaria actual es la que pedían ustedes desde el primer momento. 
Siempre la habíamos reivindicado, ya que es el pacto de la España plural y periférica. 

¿Le ve futuro a la situación actual?
Es evidente que habrá cosas difíciles de consensuar. Con el PDeCAT, por ejemplo, nos unen pocas cosas. Pero nos pondremos de acuerdo en algunas. Con la actual ERC seguro que entenderemos, ya que ahora tocan con los pies en el suelo.  

¿Se ve mucho tiempo de la mano del PNV?
Es un partido de orden, y habrá cuestiones en las que será imposible acordar nada. 

¿En qué puede ponerse de acuerdo de forma rápida la mayoría Frankenstein?
En temas sociales seguro que no pondremos de acuerdo. Por ejemplo, en que en las pensiones se incrementen con el IPC. 

Ustedes votaron en contra de unos presupuestos que ya lo preveían
Sí, pero unas cuentas no dejan de ser un programa electoral. Por lo tanto, no era el nuestro. 

¿En qué más ve posible llegar a acuerdos?
Deben priorizarse las cosas factibles y no, por ejemplo, el artículo 135. Creo que podemos avanzar en la derogación de la Ley Mordaza. 

¿Su supresión será una prioridad?
Seguro. Como también presionaremos para que se igualen a 16 semanas los permisos de maternidad y paternidad. 

¿Descarta derogar la actual reforma laboral?
Lo pondremos sobre la mesa, pero aquí tenemos más dudas de que el PSOE sea receptivo. 

¿Cree que Sánchez se negará a tirarla hacia atrás?
Es que nosotros no solo pediremos eliminar ésta, sino también la que aprobó Zapatero. Esperamos llegar a un acuerdo para que los trabajadores recuperen sus derechos y la negociación colectiva. La ocupación que se ha generado es de baja calidad. 

Quieren hacer muchas cosas pero el PSOE manejará el presupuesto del PP. 
No lo veo tan raro. Los que somos alcaldes sabemos qué son los presupuestos, y que cuando entra un alcalde siempre debe gestionar las cuentas aprobadas por su antecesor. Pueden hacerse modificaciones, es fácil. Colau gestionó los de Trias y, Carmena, los de Botella.  

¿En qué situación queda Cs?
Hace tiempo que han visto que la inestabilidad en Catalunya les era un filón. Les va bien como partido, pero destroza la sociedad. El gran derrotado de la moción, a parte de Rajoy, es Albert Rivera.  

Al final el PSOE forma gobierno solo, sin Podemos. 
Nosotros queríamos entrar, pero en el PSOE hay muchos barones territoriales... 

¿En el futuro se ve gobernando con el PSOE?
Sí. El bipartidismo se ha roto, y la única posibilidad de que gobiernen las izquierdas es un pacto entre socialistas y nosotros. 

¿Podemos se ha vuelto un partido pragmático?
Sí, pero sin renunciar a nada. En cada momento debe hacerse lo que es posible. 

¿Deberán comerse sapos en lo que queda de legislatura? 
Seguro. Para empezar, las cuentas, que nos las comeremos con patatas pero sin chorizos sobre la mesa. No es nuestro gobierno. 

¿Qué le parecen los ministros?
Todos tienen un mensaje. Algunos, como Borrell o Batet, van dirigidos a Catalunya. Nadia Calviño es un mensaje para Europa.   

¿Es posible rebajar la tensión con Catalunya?
Es una oportunidad. Primero debemos ponernos de acuerdo nosotros mismos en el Parlament. Iceta y Domènech pueden ejercer como puentes.

¿ERC y PDeCAT son más pragmáticos ahora?
Sí, pero Junts per Catalunya no. Espero que todos vaya aterrizando. Seguro que, poco a poco, la retórica irá bajando.

¿Descarta el referéndum?
En esta legislatura debemos tocar con los pies en el suelo. Primero, como catalanes, debemos recuperar el consenso y,  a partir de aquí, negociar con el Estado.   

¿Un primer paso sería acercar a los presos?
Nos gustaría que no hubiera presos. Es una barbaridad. Dicho esto, evidentemente sería un paso, sobre todo para las familias. 

¿El futuro pasará por los indultos?
No tendría que darse el caso, pero es cierto que las acusaciones son demasiado fuertes. Pase lo que pase, debe buscarse una solución. Y el indulto puede ser una vía a explorar. 

Temas

Comentarios

Lea También