Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Garicano (Cs) compara Catalunya con Irlanda del Norte

El responsable de Economía y Empleo aboga por mantener el artículo 155

EUROPA PRESS

Whatsapp
Luis Garicano

Luis Garicano

El responsable de Economía y Empleo en Ciudadanos, Luis Garicano, ha comparado este lunes la situación en Catalunya con Irlanda del Norte para defender que se mantenga la aplicación del artículo 155 en Catalunya: "Lo único sagrado aquí es el Estado de Derecho".

En un hilo en su cuenta personal de Twitter, Garicano argumentaba que el gobierno británico ha suspendido hasta en cinco ocasiones el gobierno de Irlanda del Norte desde los años setenta y ha llamado así a "dejar de sacralizar lo que no es sagrado" en alusión a la autonomía de Catalunya.

En su opinión, "lo único sagrado aquí es el Estado de derecho" y "si alguien quiere trabajar desde dentro para destruirlo, es la obligación del gobierno del Estado protegerlo", como viene defendiendo la formación naranja en relación a la investidura de Quim Torra, quien ha declarado su intención de hacer factible la república de Catalunya. 

Garicano detalla como ejemplo "cinco suspensiones" del gobierno autónomo de Irlanda del Norte por parte del Gobierno británico: El 29 marzo 1972, por un periodo de 26 años; el 11 febrero del año 2000 durante 4 meses, el 10 agosto de 2001 por un plazo de 24 horas, el 22 septiembre de 2001 otras 24 horas y el 14 octubre de 2002, cuando comenzó una suspensión que se prolongó cinco años.

Se refiere a la aplicación de la llamada 'Direct Rule', una medida que ha permitido gobernar Irlanda del Norte desde Londres durante un total de 33 años desde 1972. Con este mecanismo, el gobierno británico asumió funciones y competencias del Ejecutivo norirlandés, llegando incluso a tener control sobre el poder legislativo. 

La suspensión más larga de la autonomía norirlandesa, que se prolongó 26 años, se desencadenó en 1972 tras el llamado 'bloody sunday'. Aquel domingo, 30 de enero, una protesta en principio pacífica convocada por la Asociación por los derechos civiles de Irlanda del Norte se saldó con una carga de efectivos del Ejército británico y dejó 14 muertos y otros tantos heridos de bala, en una respuesta que 38 años después, el primer ministro David Cameron tildaría de "injustificada" e "injustificable". 

Temas

Comentarios

Lea También