Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya Obituario

Isabel-Clara Simó, la escritora que reivindicó la situación de la mujer

La autora falleció en Barcelona a los 76 años como consecuencia 
de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía. La novelista ganó en 2017 el 49 Premi d’Honor de les Lletres Catalanes

EFE

Whatsapp
La escritora Isabel-Clara Simó en una imagen del 19 de enero de 2016. FOTO: ACN

La escritora Isabel-Clara Simó en una imagen del 19 de enero de 2016. FOTO: ACN

La escritora Isabel-Clara Simó, Premio de Honor de las Letras Catalanas en 2017, falleció ayer en su casa de Barcelona a los 76 años, como consecuencia de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía, según informaron a Efe fuentes de su entorno. La novelista, autora de una gran producción literaria y muy popular hace unas décadas, murió acompañada por sus dos hijas, después de que su estado empeorara hace unas semanas y regresara a principios de año desde el hospital hasta su domicilio.

Su agente literaria, Maru de Montserrat, de International Editors’Co, señaló que a pesar de la enfermedad, la también periodista siguió activa hasta el final, intercambiando correos electrónicos con su editor de Bromera, Gonçal López-Pampló, sobre su última novela, Al teu gust, que todavía no se ha publicado, aunque tuvo tiempo de terminarla.

La escritora Isabel-Clara Simó, que en 2017 ganó el 49 Premi d’Honor de les Lletres Catalanes, canalizó con su obra escrita a lo largo de 40 años reivindicaciones relacionadas con la libertad y la situación de las mujeres.

Simó (Alcoi, 1943), que cultivó novela, poesía, ensayo, periodismo, guiones de radio y televisión y teatro, se licenció en Filosofía en la Universitat de València (1965), donde se vinculó con los primeros grupos nacionalistas bajo la maestría de Joan Fuster, y de 1972 a 1983 dirigió la revista Canigó, desde donde trabajó para dar voz a jóvenes escritores.

En 1978 inició su trayectoria literaria con la concesión del Premi Víctor Català por el libro És quan miro que hi veig clar (1979), y después publicó Alcoi-Nova York (1985), Històries perverses (1992) -galardonado con el premi Crítica Serra d’Or- y que continuó con Perfils cruels (1995).

Después publicó Dones (1997), que fue llevada al cine con guion de Jordi Cadena y dirección de Judith Colell, y después de este éxito exploró el universo masculino en Estimats homes (una caricatura); su última novela, Jonàs fue publicada el año pasado. La galardonada, viuda del fundador de Canigó, Xavier Dalfó, decía en la concesión del Premi d’Honor de les Lletres Catalanes en 2017: «Siempre he sentido que yo he amado locamente a los Països Catalans y no era correspondida: ahora tengo el reconocimiento de que el amor es mutuo».

«Mujer y mayor»

Preguntada por esta cuestión, lamentaba que su escritura ha sido objeto de burlas y tópicos: «He dado la imagen, por ser mujer y mayor, que escribo historias de amor para ‘tietes’, que escribo para mujeres, desde interiores, y me he sentido rechazada muchas veces». Igualmente, resaltaba que las críticas no la hicieron abandonar y aseguraba que de cada bofetada sacaba un poco más de impulso: «No me he sentido amada a menudo», decía la autora, que veía el Premi d’Honor de Òmnium como ‘Nobel catalán’ y un acto de amor completo que la dejaba desarmada y absorta.

«La literatura no es una terapia, no sirve para nada. Es una obra de arte. No es útil: si queréis cosas útiles, id a la ferretería. La literatura es un instrumento de pensar y de sentir», aseveraba la galardonada, que se defendía como una ‘poetastra’ por su torpeza en sus inicios en la poesía.

Interpelada por las dificultades que vivió el catalán durante el franquismo, aseguraba: «Soy una independentista con muchas ganas de dejar de serlo». «Soy independentista de los Països Catalans, pero no soy antiespañola, no odio a España: quiero que seamos buenos vecinos y que el país tenga mezclas», decía, y se definía como una mezcla de tradiciones que ha visto algo genéticamente bueno y culturalmente espléndido.

Temas

Comentarios

Lea También