Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya Política

Jordi Turull: perico, sencillo y austero

El exalcalde Joan Miquel Nadal y el exdiputado y exconcejal de Tarragona, Jordi Sendra, explican la personalidad del candidato a la investidura de Junts per Catalunya

Octavi Saumell

Whatsapp

Jordi Turull (Parets del Vallès, 1966) es tan independentista como seguidor del Espanyol. Abogado de formación, el candidato frustrado a la investidura inició su implicación política desde muy joven, cuando con 17 años se afilió a la Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC). Allí coincidió con el tarraconense Jordi Sendra, con quien tres décadas después se reencontró en el Parlament de Catalunya.  

«Es un trabajador incansable, una persona sencilla y normal y un patriota como la Catedral de Tarragona» indica Sendra, quien revela que durante su estancia en el Parlament «siempre manteníamos tertulias futboleras los lunes».  

Joan Miquel Nadal: «Es demasiado amigo de sus compañeros de partido. Sería un buen President, tiene las ideas muy claras»

«Fiel y buena persona»
Asimismo, otras personas que han compartido gestión con Turull a lo largo de los últimos años destacan de él que «tiene una gran dedicación al trabajo y una enorme predisposición para ir a los sitios cuando se le reclama». En este sentido, también se le reconoce «una gran capacidad para llegar a acuerdos con otras formaciones políticas», ya que «es una persona honesta y exigente, pero muy convencida de todo lo que hace».

Paralelamente, empleados que han estado codo a codo con él recalcan que «tiene una gran confianza en su equipo, ya que valora mucho la efectividad y la obtención de resultados favorables». 

Jordi Sendra: «Es una persona normal y sencilla. Y un patriota como la Catedral de Tarragona»

Por su parte, el exalcalde Joan Miquel Nadal define al tercer candidato a la investidura de JxCat como «una buena persona y, seguramente, demasiado amigo de sus compañeros de partido» apunta Nadal, quien también considera que se trata de un político «poco hablador, pero con la ideas muy claras».

Por todo ello, quien fuera alcalde entre 1989 y 2007 asegura que «sería un buen President, lo veo más que a Jordi Sànchez». En este sentido, resalta que «además de tener un buen discurso político, tiene experiencia en la gestión y capacidad para escuchar». 

Nadal considera que Turull «es una persona austera» como se demuestra analizando su declaración de bienes publicada en la página web del Parlament, que revela que es copropietaria desde 1993 de una vivienda de un valor catastral de 49.700 euros. Entre su capital inmobiliario se descubre que cuenta con 10.000 euros en cuentas corrientes y unos 43.000 en planes de pensiones. Finalmente, el aspirante a President también tiene un Opel Corsa y un Toyota Land Cruiser

Temas

Comentarios

Lea También