Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fiscalía pide prisión incondicional para los presidentes de ANC y Òmnium

Lamela cree que ambos actuaron con el objetivo de impedir que los agentes y la comisión judicial que estaba practicando un registro en la Consellería de Economía pudieran desarrollar su trabajo en cumplimiento de la Ley

EFE

Whatsapp
Los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, d., y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart,iz., su llegada hoy a la Audiencia Nacional para declarar ante la juez Carmen Lamela. FOTO: EFE

Los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, d., y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart,iz., su llegada hoy a la Audiencia Nacional para declarar ante la juez Carmen Lamela. FOTO: EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido hoy prisión incondicional para los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, investigados por sedición en relación con su actuación en el asedio a la Guardia Civil el 20 y 21 de septiembre.

La jueza les acusa en el auto de medidas cautelares al mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, de ser los principales responsables de promover aquellas concentraciones "por su capacidad de convocatoria".

Sánchez y Cuixart han comparecido ante Lamela después de que ésta haya dictado libertad con medidas cautelares para Trapero, en contra del criterio de la Fiscalía, que también había solicitado prisión para él.

Lamela cree que ambos actuaron con el objetivo de impedir que los agentes y la comisión judicial que estaba practicando un registro en la Consellería de Economía pudieran desarrollar su trabajo en cumplimiento de la Ley.

En este sentido recoge el llamamiento de Sánchez a los congregados: "Que nadie se vaya a casa, será una noche larga e intensa".
Según la jueza, ANC y Òmnium lanzaron mensajes en las redes sociales no para participar en una manifestación pacífica frente a los edificios donde se practicaban registros en el marco del operativo para prevenir el referéndum, sino para la "protección" de sus gobernantes con consignas como "para parar a la Guardia Civil".

Lamela apunta a Cuixart y Sánchez como los "interlocutores" de las movilizaciones, pero sin que aceptaran las opciones que los especialistas de seguridad ciudadana proponían para evitar o disminuir los riesgos, ni que trataran de desconvocar o diluir esas concentraciones.

Temas

Comentarios

Lea También