Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La defensa de Sànchez, Turull y Rull pide aplazar el juicio para estudiar las pruebas admitidas

 Alerta de que sus defendidos no tienen acceso a los ordenadores que contienen la documentación del caso 

Europa Press

Whatsapp
Pide suspender el juicio por el 1-O durante tres semanas para poder estudiar las pruebas aceptadas de cara al juicio. FOTO: DT

Pide suspender el juicio por el 1-O durante tres semanas para poder estudiar las pruebas aceptadas de cara al juicio. FOTO: DT

El abogado del diputado de JxCat y expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y de los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull, Jordi Pina, ha pedido suspender el juicio por el 1-O durante tres semanas para poder estudiar las pruebas aceptadas de cara al juicio. 

En un escrito recogido este martes, ha señalado que el plazo de tres semanas debe empezar a contar cuando la totalidad de los documentos lleguen a la Sala, para garantizar "el efectivo ejercicio de defensa" de sus representados y del resto de partes. 

Además, alerta de que desde hace cuatro días se está impidiendo a los acusados el acceso a los ordenadores en cuyo disco duro tienen grabados el sumario, con miles de folios y archivos de vídeo, además de "abundantes documentos de trabajo confidenciales", ha señalado. 

Pina ha recordado que el propio Tribunal Supremo lo autorizó en una providencia el 30 de enero, ya los usaban el centro penitenciario de Lledoners (Barcelona) y compraron los ordenadores estando privados de libertad. 

"Son equipos que cumplen con todas las medidas de seguridad que la legislación penitenciaria exige", habiendo sido trasladados directamente de un centro penitenciario a otro y sin que terceras personas hayan podido manipularlos, apunta. 

El abogado ha detallado que no se les ha facilitado la documentación de la causa en papel sino únicamente en forma digital, por lo que impedir que los acusados accedan a estos archivos informáticos a una semana del juicio "comporta una evidente y ya efectiva vulneración de su derecho de defensa". 

Pina ha requerido que los responsables de la prisión de Soto del Real (Madrid), donde se encuentran ahora, "se abstengan de hacer cualquier tipo de manipulación" del material electrónico que contienen los ordenadores.  

Temas

Comentarios

Lea También