Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La ley de transitoriedad sustituye el TC por una ‘Sala de Garanties’

La norma recuperará las leyes anuladas por el Tribunal Constitucional que daban pasos importantes en la conquista de derechos, según el diputado Benet Salellas (CUP)

Europapress

Whatsapp
El president Puigdemont, en el Parlament el 26 de julio. Foto: Dalmau/EFE.

El president Puigdemont, en el Parlament el 26 de julio. Foto: Dalmau/EFE.

La ley de transitoriedad jurídica que preparan JxSí y la CUP prevé sustituir el Tribunal Constitucional (TC) por una Sala de Garanties y también prevé crear un Tribunal Suprem en caso de que gane el ‘sí’ en el referéndum sobre la independencia del 1 de octubre. Así lo explicó ayer el diputado de la CUP Benet Salellas en una entrevista con Europa Press. 

Salellas explicó que la CUP no comparte la visión «casi sagrada» de JxSí sobre esta ley –cuya elaboración ha estado envuelta en un gran secretismo– y no creen que sea «omniresolutiva», si bien constató que a lo largo de su elaboración la han ido redefiniendo. El diputado de la CUP, uno de los ponentes de la ley, explicó que esta explicita cómo funcionará el proceso constituyente y establece cómo se resolverían en una Catalunya independiente aquellas competencias que ahora pertenecen a la Administración del Estado. 

La ley incluye algunas de las instituciones necesarias para suplir el papel del Estado o el Poder Judicial:.«No se trata de cambiar el sistema judicial catalán, pero sí de dotarnos de las instituciones necesarias para no continuar utilizando el Tribunal Supremo (TS) de Madrid o el TC, pero continuaremos teniendo TS y TC», señaló el cupaire. 

El TS catalán mantendrá el mismo nombre y hará de máxima institución del sistema judicial en Catalunya, y contará con un espacio donde se debatirán materias constitucionales y de garantías de derechos, es decir, la nueva Sala de Garanties. 

La norma explicita cómo se hará el proceso constituyente si el 1-O gana el ‘sí’

«Para el TC buscamos una fórmula diferente porque pensamos que la última etapa de alguna forma nos pide cambiar la nomenclatura para no reproducir una institución que ha sido tan antidemocrática en relación con la soberanía de Catalunya», señaló. «Nosotros tenemos que decir qué pasa con los jueces y fiscales, cómo funcionará la administración de Justicia», dijo sobre los cambios que prevé la ley en la administración de justicia si en el referéndum gana el ‘sí’ a la independencia, porque si no, aclara Salellas que la ley no tendrá sentido.  

Pobreza energética

Salellas explicó que la ley de transitoriedad jurídica también recupera algunas de las leyes que han sido derogadas por el TC y que daban pasos importantes en la conquista de derechos. «La ley 24/2015, por ejemplo», dijo sobre la norma de medidas urgentes para afrontar emergencias habitacionales y pobreza energética que aprobó el Parlament, que la ley de transitoriedad recupera explícitamente. 

El redactado de la norma también acorta los plazos para que los extranjeros puedan obtener la nacionalidad catalana: «Reduce unos plazos que son absolutamente, me atrevería a decir, racistas, que tiene la legislación española», expone. 

La norma hace una proclama de los derechos fundamentales que va más allá de la que hace la Constitución española

Derechos humanos

Salellas asegura que la norma hace una proclama de los derechos fundamentales que va más allá de la que hace la Constitución española, adecuándose a instancias internacionales en materia de derechos humanos, especialmente en derechos sociales. 

«La república tiene que ser un instrumento para cambiar las condiciones de vida de la gente», señaló el diputado cupaire, que incide en que los cambios que han introducido en la norma en los últimos meses son pequeños detalles y que responden a la excepcionalidad del momento y a los acontecimientos que se van sucediendo. El diputado de la CUP narró cómo los ponentes debatieron entre la posibilidad de introducir algunos cambios con respecto al marco legal español o bien esperar a hacerlo en proceso constituyente. «Hay aspectos que a nosotros nos habría gustado aprovechar esta ley para abordarlos y que realmente tiene sentido que los dejemos para el proceso constituyente», concluyó. 

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, asegura por su parte que la ley de transitoriedad jurídica tendrá la «máxima seguridad jurídica». Lo dijo ayer en un chat de la aplicación móvil ‘Zonetacts’, en el que intercambió varios mensajes con los usuarios, quienes le han formulado varias preguntas. El president señaló que la norma regulará «por descontado» la sucesión de contratos entre administraciones. 

Temas

Comentarios

Lea También