Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La preocupación por Catalunya se desinfla desde la entrada en vigor del 155

En primer lugar se sigue situando el paro con el 66,8%, seguido de la corrupción y el fraude

Diari de Tarragona

Whatsapp
La cola de las oficinas del paro está llena de personas de cierta edad a las que cada vez les quedan menos esperanzas a las que aferrarse. FOTO: DT

La cola de las oficinas del paro está llena de personas de cierta edad a las que cada vez les quedan menos esperanzas a las que aferrarse. FOTO: DT

La preocupación ciudadana por la independencia de Catalunya ha caído del cuarto al quinto puesto en un mes y se ha recortado en más de 12 puntos desde la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución a finales de octubre, según el barómetro de diciembre del Centro de Investigaciones Sociológicas.

El barómetro, cuyo trabajo de campo se realizó entre los pasados 1 y 10 de diciembre, antes por tanto de las elecciones en Catalunya del 21-D, refleja que la preocupación por el secesionismo es citada por el 16,7% de los encuestados cuando en octubre la mencionaban el 29%, lo que acumula una caída de 12,3 puntos.

Solo en el último mes, la independencia de Catalunya ha pasado del 24,6% de la encuesta de noviembre al 16,7 del último sondeo conocido ayer

No obstante, en primer lugar se sigue situando el paro con el 66,8%, seguido de la corrupción y el fraude, con el 31,7, en tercer lugar, los partidos políticos, citados un 28,5 de los encuestados, y los problemas económicos, que señalan el 22,9% de los españoles, todos ellos sin variaciones relevantes.

Tras estos primeros cinco problemas, los ciudadanos mencionan la sanidad –9,9–, los problemas sociales –9,7–, la calidad en el empleo, –7,3– y la educación, mencionado por el 6,9%. 

La preocupación por el terrorismo internacional, que había repuntado tras los atentados yihadistas cometidos en Barcelona y Cambrils el pasado mes de agosto, sigue bajando en el listado y ha pasado del 2,9% de la encuesta de noviembre al 1,8% actual.

Como cada mes, el CIS pregunta a los ciudadanos sobre su percepción de la situación política y económica.

Baja el pesimismo

De esta forma, continúa siendo muy elevado –73,4%– el porcentaje de quienes califican la situación política de «mala o muy mala» aunque ha bajado 2,3 puntos en el último mes.

Frente a ello, sólo el 3,1% la consideran «buena o muy buena» y el 21% la califican de regular.

A futuro, el 41,8% no augura cambios y siguen siendo más los pesimistas que creen que empeorará –27,7– frente a los que apuestan por una mejora –14,8–.

Preguntados por la situación económica aumenta el pesimismo ya que el 53,5% de los encuestados creen que es «mala o muy mala» frente al 50,9 de la encuesta anterior. Solo el 7% la ve como «buena o muy buena» y el 39,1 la ve «regular».

A un año vista, son algo más optimistas y el 23,5% augura una mejora de la economía –2,5 puntos más que en el sondeo anterior– frente a un 20,6 que empeorará –2,3 puntos menos–, mientras que el 43,5% no espera cambios.

Comentarios

Lea También