Las cárceles informan del progreso favorable de los presos ante el indulto

Envían las preceptivas evualuaciones al Tribunal Supremo, que tramita las medidas de gracia, y resaltan que los líderes independentistas han hecho autocrítica sobre su actuación en el Procés

EFE

Whatsapp
Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural y condenado a nueve años de cárcel, en julio de 2020. efe

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural y condenado a nueve años de cárcel, en julio de 2020. efe

Las cárceles donde cumplen condena los líderes independentistas presos han enviado ya al Tribunal Supremo sus preceptivos informes de evaluación penitenciaria de los internos, que constatan una evolución favorable y adecuada a retomar la vida en libertad.

Según fuentes vinculadas al expediente de indulto que tramita el Ministerio de Justicia, los equipos técnicos de las prisiones de Lledoners, Puig de les Basses y Wad Ras, donde cumplen condena los líderes del Procés, enviaron sus informes al Supremo entre los días 27 y 28 de octubre.

Los informes, remitidos por los técnicos penitenciarios sin la supervisión de la Secretaría de Medidas Penales de la Generalitat 
–dirigida por un cargo de designación política–, habían sido solicitados por el Supremo, como es preceptivo, para conocer cuál es la evolución de los reclusos, en cuestiones clave para la concesión de cualquier indulto, como son el arrepentimiento o la capacidad de reinserción.

El Tribunal evaluará esos informes y, una vez disponga de los de la Fiscalía –todavía pendientes–, emitirá un dictamen sobre su posición ante el indulto, que no vincula la decisión que pueda adoptar el Gobierno.

En sus informes remitidos al alto tribunal, los equipos multidisciplinares de las cárceles insisten en los argumentos que han expuesto anteriormente para demostrar la evolución favorable de los presos de cara a la concesión de permisos, del artículo 100.2 que permitió su flexibilización penitenciaria y, más recientemente, del tercer grado. En esos dictámenes, los técnicos han destacado repetidamente la buena conducta de los líderes independentistas, su bajo índice de reincidencia, las altas posibilidades de reinserción y sus muestras de arrepentimiento, dado que en las entrevistas con los especialistas de la cárcel han hecho autocrítica sobre su actuación en el Procés.

Esos argumentos han sido considerados insuficientes por la Fiscalía, que se ha opuesto de forma sistemática tanto a las salidas laborales que el Departament de Justícia les concedió a los meses de ser condenados, como al régimen de semilibertad que se les otorgó en julio.

En estos momentos, los nueve presos tienen avalado el régimen abierto por el juzgado de vigilancia penitenciaria, aunque al exvicepresidente Oriol Junqueras, a los exconsellers Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull y a los Jordis se les ha suspendido a la espera de que el Supremo resuelva los recursos de Fiscalía.

El Ministerio de Justicia anunció a finales del pasado mes de septiembre que iniciaba la tramitación de las peticiones de indultos de los líderes independentistas condenados, un proceso al que el Ministerio está obligado por ley, y que suele prolongarse entre ocho y diez meses.

Temas

Comentarios

Lea También