Las elecciones catalanas del 14-F cada vez más en el aire

Polémica entre JxCat y ERC por las especulaciones sobre un eventual aplazamiento de las elecciones.  El Síndic de Greuges pide evaluar si la fecha es viable y sugiere votar en dos días

C. REINO/REDACCIÓN/EFE

Whatsapp
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, en una imagen de archivo. ACN

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, en una imagen de archivo. ACN

La fecha de las elecciones catalanas del 14 de febrero sigue en el aire o cuanto menos está cuestionada. Después de que la consellera de Presidència Meritxell Budó, de JxCat, abonara días atrás la teoría de un aplazamiento electoral, el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, avisó ayer de que «decenas de miles» de personas podrían quedarse sin poder votar a causa de la pandemia.

El Síndic de Greuges hizo una llamada a los partidos y al Govern para que impulsen una comisión parlamentaria que antes del 15 de enero determine si es preciso o no postergar las elecciones autonómicas. Abogó también por que el Parlament apruebe una ley electoral provisional que establezca la posibilidad de votar en varias jornadas –sugirió votar en dos días consecutivos– para garantizar todas las medidas sanitarias.

De momento, ninguna fuerza política ha recogido el guante deRafael Ribó, y los partidos independentistas cruzaron acusaciones de estar amagando con la posible suspensión con fines electoralistas «Hay que huir de cualquier especulación. Hay que garantizar que se celebren con todas las garantías de salud pública y de participación», afirmó JxCat.

A los postconvergentes se les acusa de estar lanzando globos sonda en pleno ataque de pánico porque las encuestas no les son nada favorables. Según los sondeos, la formación del expresident Carles Puigdemont se estaría jugando la segunda posición con el PSC, tras ERC, que lidera las encuestas.

JxCat trató ayer de posicionarse a favor del 14-F, de alejar las dudas que algunos de sus consellers han sembrado, e instó a sus socios a trabajar «con lealtad y sin partidismos». Desde la formación soberanista se había puesto de manifiesto que si ocurriera como en Galicia o en el País Vasco, donde personas contagiadas de coronavirus o en cuarentena no pudieron ir a votar, se podría estar «alterando el resultado» de los comicios.

ERC reclamó a sus socios en el Govern que «dejen de especular con la fecha de las elecciones. «El Govern las está trabajando y las está preparando», según los republicanos.

El PSC criticó que desde el Ejecutivo se «ponga en duda» la celebración de las elecciones y emplazó al vicepresidente Pere Aragonès a convocar a los grupos para aclarar su posición.

La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, afirmó por su parte en Catalunya Ràdio que el Govern vive una «situación de desgaste y de descrédito» debido tanto a la «represión» como a las «circunstancias adversas» de la Covid-19, y opinó que «las elecciones ya se tendrían que haber hecho».

Mientras tanto, el diputado Antoni Castellà fue elegido candidato de Demòcrates de Catalunya con un 81,02% de los votos en las primarias de la formación.

Temas

Comentarios

Lea También