Lleida acumula 69 ingresados por covid y denuncia la falta de médicos

Según ha informado el gerente territorial del ICS en Lleida, Ramon Sentís, entre los 250 profesionales sanitarios que se ha ofrecido para acudir a ayudar a la comarca, no hay especialistas en la atención a enfermos críticos y semicríticos

EFE

Whatsapp
Imagen del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida. EFE

Imagen del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida. EFE

Los dos hospitales públicos y los tres privados de la ciudad de Lleida tienen ingresadas hoy 69 personas con Covid-19, nueve de ellas en la UCI, una más que ayer, y el principal hospital, el Arnau de Vilanova, ha hecho un llamamiento para conseguir médicos especialistas en críticos y semicríticos.

Según ha informado el gerente territorial del ICS en Lleida, Ramon Sentís, entre los 250 profesionales sanitarios que se ha ofrecido para acudir a ayudar a la comarca del Segrià, confinada perimetralmente desde el sábado, no hay especialistas en la atención a enfermos críticos y semicríticos, ya que se trata de personal recién titulado y necesitan neumólogos, intensivistas e internistas.

Sentís ha informado de que el hospital Arnau de Vilanova ha abierto ya dos plantas para acoger a enfermos de Covid: una está ya a pleno rendimiento y la segunda se encuentra al 50 % de su ocupación.

No obstante, se plantean abrir una tercera en los próximos días ante la previsión del aumento de casos, aunque ha alertado de que en estos momentos no se dispone del suficiente personal para cubrir esta tercera planta.

Por ello, ha dicho que se precisarían unos 20 médicos y 50 enfermeras que se destinarían a cubrir las plazas de esta planta y, si fuera necesario, también en la UCI.

En relación al anuncio que ayer hizo el director del CatSalut, Adrià Comellà, sobre el traslado de algunos pacientes del Arnau a otros centros hospitalarios del sistema catalán de la salud, Sentís ha explicado que se plantean ubicaciones como Igualada, Manresa, Reus, Tarragona o, incluso, el área metropolitana de Barcelona.

Por su parte, la gerente de la Región Sanitaria de Lleida, Divina Farreny, ha informado de que hoy se ha reforzado el sistema de vigilancia epidemiológica para seguir los casos, que contaba con sólo nueve personas, con otras 15 y algunos voluntarios, aunque ha pedido agentes cívicos de los ayuntamientos que hagan un seguimiento comunitario en la calle.
Farreny ha insistido especialmente en la importancia de que se hagan estos seguimientos de personas sospechosas o positivas de Covid “in situ” y, de hecho, ha anunciado que esta misma tarde se reunirán con los ayuntamientos de Alcarràs y Aitona para tratar de focalizar esta problemática.

“Es una cuestión de corresponsabilidad social, pero no podemos poner a una persona detrás de cada positivo”, ha dicho la gerente de las regiones sanitarias de Lleida, que apuesta por un “proyecto de colaboración” que implique tanto al departamento de Salud, como a ayuntamientos, consejos comarcales, entidades y agentes sociales.

Finalmente, Farreny ha destacado que “hay transmisión comunitaria y con el perimetraje de la comarca no será suficiente”, de ahí que destaque la importancia de cumplir con todas las medidas de seguridad “para cortar la transmisión”.
En la Región Sanitaria de Lleida hay actualmente 15 brotes activos, 11 de ellos en empresas frutícolas, dos en residencias de mayores, el albergue Jericó y una comunidad de vecinos. 

Temas

Comentarios

Lea También