Los hospitales catalanes empiezan a sufrir por mantener cirugías previstas

El Hospital Verge de la Cinta ha tenido que suspender algunas intervenciones programadas no urgentes

EFE

Whatsapp
El Hospital Verge de la Cinta ha tenido que suspender algunas intervenciones programadas no urgentes. Foto: ACN

El Hospital Verge de la Cinta ha tenido que suspender algunas intervenciones programadas no urgentes. Foto: ACN

La mayor parte de los hospitales catalanes se esfuerzan por no suspender las operaciones quirúrgicas programadas no urgentes pero una gran parte, especialmente los de menor tamaño, ya empiezan a sufrir tensiones de disponibilidad de camas, ante el fuerte incremento de los enfermos de COVID-19

El secretario del Departament de Salut, Marc Ramentol, ha admitido este viernes en rueda de prensa que entre los 450 pacientes críticos de UCI y los 600 el riesgo de desprogramar operaciones "es muy remarcable", y Catalunya ya tiene, a día de hoy, 447 pacientes de COVID en las UCI, el 52 % del total de enfermos ingresados en estas unidades. 

La situación es "de riesgo" para las operaciones previstas y si en las próximas semanas se alcanza la cifra de los 900 enfermos COVID en las UCI, "sin duda esto implicará desprogramación" y que los enfermos a los que se suspenda la cirugía pasen a engrosar las ya de por sí llenas listas de espera. 

Por el momento, según ha explicado, los centros hospitalarios usan la cirugía mayor ambulatoria (en las que el enfermo hace la recuperación en casa, sin quedar ingresado) para las operaciones previstas y así no ocupar camas. No obstante, la fragilidad de la situación de la pandemia puede inclinar la balanza hacia la desprogramación de la actividad quirúrgica si los contagios no se controlan en los próximos días. 

Por su parte, el sindicato de Metges de Catalunya ha informado de que, según sus datos, en los hospitales Moisès Broggi, de Sant Joan Despí (Barcelona); Parc Taulí, de Sabadell; Josep Trueta, de Girona; y Verge de la Cinta, de Tortosa se han tenido que suspender algunas intervenciones programadas no urgentes y que se podían aplazar, a excepción de las oncológicas. 

En concreto, en el Hospital Parc Taulí de Sabadell se cerraron ayer mismo cinco quirófanos y se han desprogramado las intervenciones no urgentes que requieren hospitalización debido al aumento de ingresos de pacientes con coronavirus en los últimos días. 

Así lo han confirmado fuentes sindicales a Efe, que apuntan que se trata de una medida derivada del incremento de casos de personas hospitalizadas en el hospital vallesano, que tiene una población de referencia de una decena de municipios del entorno de Sabadell. El Hospital de la Vall d'Hebron, de Barcelona, el mayor de Cataluña, mantiene la cirugía programada no urgente, pero se replanteará esta dinámica en función de la evolución de los ingresos en la UCI y la disponibilidad de personal. 

En el Germans Trias i Pujol, de Badalona, se hace la cirugía oncológica e intervenciones inaplazables y también cirugía mayor ambulatoria.  En el Hospital de Mataró no se ha suspendido, por el momento, la actividad quirúrgica programada no urgente, aunque está revisto reducir y reorganizar la actividad quirúrgica no urgente de cara a la próxima semana para trasladar especialistas a las unidades COVID y reforzar las UCI. 

En los hospitales de Martorell y Municipal de Badalona se sigue con las operaciones programadas no urgentes y no se han suspendido los quirófanos, que funcionan por la tarde, aunque en el centro badalonés hoy está prevista una reunión para reorganizar los espacios destinados a la cirugía mayor ambulatoria. 

En el Hospital de Palamós sólo se programan cirugías mayores ambulatorias y neoplasias (masa anormal de tejido) y el resto de patologías no se operan, aunque la previsión es que la situación empeore la próxima semana y que la atención a los enfermos COVID deba tener más espacio. 

En la mayor parte de estos centros sanitarios no se han suspendido las consultas externas de especialistas, pero en muchos las mismas son telefónicas y se hacen sólo de forma presencial las primeras visitas o las consideradas imprescindibles. Por el contrario, las mismas fuentes de Metges de Catalunya han asegurado que en el Parque Sanitario Sant Joan de Déu no se ha suspendido la cirugía programada demorable no urgente ni tampoco las consultas externas de especialistas, y que se programan cirugías los sábados.

Temas

Comentarios

Lea También