Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los letrados del Parlament descartan la teleinvestidura

Un informe del Gobierno central también concluye que la reelección a distancia que busca Puigdemont es imposible, a pesar de que el PDeCAT y Esquerra insisten en ello

C.Reino

Whatsapp
Puigdemont se comunica a través de un ordenador desde Bruselas. FOTO: EFE

Puigdemont se comunica a través de un ordenador desde Bruselas. FOTO: EFE

Una investidura del president de la Generalitat por vía telemática, por videoconferencia, o bien de forma delegada en otro diputado, que leería el discurso del candidato, como pretende Carles Puigdemont para evitar ser detenido y enviado a prisión, no es posible, según concluyen los letrados de la Cámara catalana y los servicios jurídicos del Gobierno central.

Por el momento, nadie ha pedido un informe a los letrados de la Cámara. Pero los propios juristas por iniciativa propia han elaborado uno que cierra la puerta a los planes de Puigdemont. Esquerra dijo que su decisión sobre la investidura dependería de lo que digan los letrados y PSC y Ciudadanos ya han anunciado que solicitarán un dictamen que ya está hecho.

Del mismo, ha trascendido que la investidura del nuevo president de la Generalitat debe realizarse de manera «presencial y personal», y que por tanto las vías telemáticas o delegadas chocan contra el reglamento de la Cámara o la ley catalana de la Presidencia de la Generalitat. El texto legal habla de que el discurso de investidura debe hacerse «delante» del pleno, extremo que no ocurriría si hubiera «una cosa interpuesta», ya sea una pantalla o una persona delegada.

En la misma línea, un documento de la Abogacía del Estado concluye que el reglamento del Parlament catalán exige que el candidato presente su programa de gobierno y solicite la confianza del pleno. «El reglamento no contempla la posibilidad de una presentación no presencial y no cabe por el carácter personalísimo del acto», señala el estudio, que podría servir de base para un eventual recurso de inconstitucionalidad de la investidura. El informe destaca que el reglamento fue aprobado en 2005, cuando ya existía la opción de permitir una presentación telemática, por lo que la ausencia de regulación al respecto «indica que la Cámara no lo contemplaba».

«Es posible», dice el PDeCAT

Pese a ello, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, se mostró ayer segura de que «es posible» la investidura no presencial del expresident Carles Puigdemont, aunque no aclaró cómo se podrá hacer. «Estoy convencida de que si los catalanes decidieron que era posible, es posible la investidura de Puigdemont, no tengo ninguna duda de que esto se tiene que poder hacer», dijo. Para la coordinadora del partido de Puigdemont, si algo ha demostrado el proceso independentista es que «siempre, siempre, siempre» es posible un consenso entre las fuerzas soberanistas que han sido capaces de solventar los «obstáculos» que se hayan podido encontrar en el camino.
Por eso, van a esperar «a ver que dicen los letrados» del Parlament respecto a una posible investidura no presencial de Puigdemont, pero puntualizó que los reglamentos parlamentarios «siempre permiten interpretación». Más ante un hecho «anormal en democracia», como es que «la persona más votada en términos de mayoría soberanista no puede volver a España y Catalunya», señaló. 

Joan Tardà asegura que «hay un bien superior, que es que exista un Govern. Y lo habrá» 

Pascal añadió que los políticos y la gente con responsabilidad pública tienen la «obligación» de buscar la manera para poder investir a Puigdemont y que el Govern «legítimo» sea restituido, porque considera que es lo que pidieron los ciudadanos en las urnas el 21-D.

«Agudizaremos el ingenio»

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, aseguró que los políticos soberanistas seguirán trabajando «para que exista un Govern» independentista aunque los letrados del Parlament se pronuncien en contra de la celebración de una investidura telemática o por delegación del expresident de la Generalitat y candidato a la Presidencia de JuntsxCat, Carles Puigdemont. 

No obstante, tampoco él precisó –como tampoco lo hizo Marta Pascal– cuál será la alternativa a la candidatura de Puigdemont ni si hay un plan B que contemple investir al exvicepresidente Oriol Junqueras. 

«Seguiremos trabajando para que exista un Govern porque hay un bien superior a conseguir, que es que exista un Govern, y lo habrá. Palabra de ERC», dijo a las puertas del Tribunal Supremo. 

Ante la posibilidad de que los letrados de la Cámara catalana emitan próximamente un fallo en contra a una investidura a distancia de Puigdemont –que se trasladó a Bruselas tras la declaración unilateral de independencia para eluidir la acción de la justicia española–, Tardà insistió en que su formación «agudizará todo el ingenio» para cumplir con «la voluntad y el deseo de la ciudadanía catalana», expresado en las urnas del 21 de diciembre.   

El bloque independentista, que se hizo con la mayoría en dicha convocatoria electoral, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de investir a Puigdemont por la vía telemática, ya que el expresidente sigue en Bruselas y si volviese a España podría ser detenido. 

Temas

Comentarios

Lea También