Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Mi madre, Carme Forcadell, no tiene remordimientos»

Ferran Pegueroles, explica a ACN que pasar 16 horas encerrada en una celda es «un golpe muy fuerte» para ella

Diari de Tarragona

Whatsapp
Ferran Pegueroles en una entrevista concedida en Estraburgo. foto: ACN

Ferran Pegueroles en una entrevista concedida en Estraburgo. foto: ACN

Carmen Forcadell «no tiene ningún remordimiento» y «está convencida de lo que hizo» como presidenta del Parlamento de Cataluña. Así lo asegura en una entrevista con la ACN su hijo Ferran Pegueroles Forcadell, que insiste en que la expresidenta de la cámara «está en prisión por permitir un debate, algo que, además, no podía no hacer» y que en ningún caso se puede considerar que estuviera «mal».

«Aunque hubiera querido lo hubiera podido impedir», defiende Pegueroles. Según él, la familia no estaban preparados para la prisión, pero siempre descartaron el exilio porque «también es muy complicado».

Según Pegueroles, «tener la madre o un familiar en prisión siempre es duro» pero es especialmente complicado y «injusto» cuando se trata de una «persona que no ha hecho nada».

«Nosotros en la familia siempre nos hemos querido mantener bastante al margen de la actividad política que hacía nuestra madre, pero ahora, desde que entró en prisión, hemos tenido que salir a la primera línea para intentar defenderla. Es lo que nos toca hacer por ella, y es lo que queremos hacer », explica el hijo de Carme Forcadell.

Aunque precisa que después del 1-O, y a raíz del encarcelamiento de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, los familiares de Forcadell se empezaron «a imaginar» que podría terminar en la cárcel, en ningún caso estaban preparados. «Hasta ese momento no nos lo habíamos pensado, porque la madre no ha hecho nada malo. Sí que estaba en el punto de mira del Estado para muchas cosas, pero ella no ha hecho nada mal y por tanto no pensábamos que podría terminar en la cárcel», dice.

Además, en casa de los Forcadell «no entienden las razones de la prisión preventiva», especialmente teniendo en cuenta que la presidenta del Parlamento durante la anterior legislatura pasó una noche en prisión en noviembre y pudo salir en libertad bajo fianza y con medidas cautelares.

«Una vez la dejan salir y la otra no. Es igualmente injusto una vez que la otra, pero que ha cambiado? No lo entendimos, aunque esa semana ya no nos enganchó por sorpresa », confiesa.

En la cárcel, Forcadell «intenta apuntarse a todas las actividades que puede para matar el tiempo, por cansarse y dormir un poco mejor», explica su hijo. «Mi madre era una persona muy activa, no paraba de hacer cosas, no paraba nunca en casa, siempre estaba arriba y abajo. Y ahora, de golpe, está en la cárcel, donde no puedes hacer nada », explica.

Forcadell «se pasa 16 horas encerrada en la celda cada día, y esto es un golpe muy fuerte para ella», indica Pegueroles. Durante las horas en la celda, «lee las cartas y libros e intenta pasar el tiempo, no puede hacer otra cosa». Como el resto de presos, la ex presidenta del Parlamento recibe muchas cartas y las intenta contestar, y esto «la ayuda».

Desde hace unos días, Forcadell ya no comparte celda con Dolors Bassa, consejera destituida de Asuntos Sociales. Pegueroles explica que las dos políticas catalanas hicieron la petición de tener celdas individuales, hasta entonces compartían un espacio de sólo 8 metros cuadrados.

Temas

Comentarios

Lea También