Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Puigdemont y cinco exconsellers llegan a Bélgica y podrían pedir asilo político

El comisario general belga para los refugiados y los apátridas dijo que para que Bélgica conceda asilo a otro ciudadano europeo deben existir "señales serias de persecución" o de que corre riesgos en el país de origen

Diari de Tarragona

Whatsapp
El presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), acompañado por su esposa, Marcela Topor, tras almorzar en un céntrico restaurante de Girona en sus últimas horas en Catalunya

El presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), acompañado por su esposa, Marcela Topor, tras almorzar en un céntrico restaurante de Girona en sus últimas horas en Catalunya

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont viajó a Bruselas desde Marsella (Francia) acompañado de cinco exconsellers de su Gobierno, según ha podido saber Efe.

Puigdemont y los exmiembros de su Ejecutivo se dirigieron en coche desde Catalunya a Marsella y, una vez en esta ciudad del sur de Francia, tomaron un vuelo con destino a Bruselas.

Los cinco exconsellers que han viajado con Puigdemont a Bruselas son Meritxell Borràs, Antoni Comín, Joaquim Forn, Dolors Bassa y Meritxell Serret

Los cinco exconsellers que han viajado con Puigdemont a Bruselas son los que ocupaban las carteras de Gobernación, Meritxell Borràs; Salud, Antoni Comín; Interior, Joaquim Forn; Trabajo y Asuntos Sociales, Dolors Bassa: y Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret.

Dos de ellos pertenecen al PDeCAT -Borràs y Forn- mientras que los otros tres -Comin, Bassa y Serret- son de ERC.

Aunque ninguna fuente ha confirmado que la intención de Puigdemont y los exmiembros del Govern sea solicitar asilo político en Bélgica, el cantautor y hasta ahora diputado de Junts pel Sí (JxSí), Lluís Llach, ha dado por hecho que se exiliarán.

Bélgica ha abierto algunas puertas

El comisario general belga para los refugiados y los apátridas, Dirk Van den Bulcke, dijo hoy que para que Bélgica conceda asilo a otro ciudadano europeo, como podría ser el caso del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, deben existir "señales serias de persecución" o de que corre riesgos en el país de origen.

"Debe haber señales serias de persecución pero, incluso en el caso de la persecución, (debe haber) una imposibilidad de obtener protección en el país", dijo Van den Bulcke en declaraciones recogidas por la cadena de televisión RTL.

El primer ministro belga, Charles Michel, se desmarcó ayer de las declaraciones de Francken y aseguró que el asilo para el expresidente catalán "no está en absoluto en el orden del día de su Gobierno"

El comisario no comentó el caso concreto de Puigdemont y algunos de sus exconsejeros, que han viajado hoy a Bruselas después de que ayer el secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, del partido independentista flamenco N-VA, sugiriese que el expresidente catalán puede solicitar "asilo político" en Bélgica.

El primer ministro belga, Charles Michel, se desmarcó ayer de las declaraciones de Francken y aseguró que el asilo para el expresidente catalán "no está en absoluto en el orden del día de su Gobierno".

Van den Bulcke señaló que es "normal" que exista la presunción de que no hay posibilidad de que un ciudadano europeo obtenga asilo en otro Estado miembro, "salvo, en teoría, en situaciones muy excepcionales, muy especiales".

Bélgica es uno de los pocos países europeos que tiene previsto un procedimiento de asilo para ciudadanos de otros Estados miembros, que tienen que presentar su solicitud en la Oficina de Extranjería.

Esta oficina remite la solicitud al Comisariado General para Refugiados y Apátridas (CGRS), que tiene cinco días para tomar una decisión contra la que no cabe recurso en caso de rechazo.

Bélgica es uno de los pocos países europeos que tiene previsto un procedimiento de asilo para ciudadanos de otros Estados miembros

Sin embargo, esta institución puede optar por desestimar la solicitud "si no queda claro en la declaración del solicitante que él o ella tiene un miedo fundado a la persecución o corre un riesgo real de daños serios".
En los últimos diez años, minorías gitanas de Eslovaquia y Rumanía han recurrido a este procedimiento, aunque sin obtener respuesta positiva. 

 

Últimos minutos en Catalunya

La última comparecencia ante los medios de Puigdemont se produjo el sábado cuando, en un mensaje grabado en las escaleras de la delegación del Gobierno de la Generalitat en Girona, apeló a una "oposición democrática" a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

A la misma hora en que se emitía esta declaración grabada, el expresidente catalán almorzaba en un restaurante de la localidad catalana de Girona, según las imágenes mostradas por La Sexta TV.

 

Temas

Comentarios

Lea También