Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Puigdemont afronta el reto de las elecciones y pregunta al Estado si está dispuesto a aceptar la victoria

Ha confirmado que de momento no pedirá asilo político

Diari de Tarragona

Whatsapp
El president de la Generalitat cesado Carles Puigdemont junto a los otros 6 exconsejeros en Bruselas. FOTO: EFE

El president de la Generalitat cesado Carles Puigdemont junto a los otros 6 exconsejeros en Bruselas. FOTO: EFE

El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, ha afirmado este martes desde Bruselas que, aunque tiene previsto hacer frente a la acción de la justicia española, de momento se quedará en Bélgica "para actuar con seguridad y libertad".

El president asegura que su Govern acordó el viernes, justo tras declararse la independencia en el Parlament, que "priorizaría la prudencia, la seguridad y la moderación". 

Lo ha dicho a mediodía en rueda de prensa desde la asociación de prensa internacional The Press Club Brussels Europe junto a los consellers cesados Clara Ponsatí, Toni Comín, Joaquim Forn, Meritxell Serret y Meritxell Borràs. 

Ha explicado que decidieron esas prioridades reunidos en el Palau de la Generalitat, tras constatar "datos de fondo contrastados que indicaban que el Gobierno español planteaba una ofensiva altamente agresiva y sin precedentes". 

Sobre las elecciones del 21D

Durante la rueda de prensa, Puigdemont ha avalado que el soberanismo presente candidaturas a las elecciones del 21 de diciembre convocadas por el Gobierno central: "Allá donde haya urnas siempre nos encontraremos". 

En su rueda de prensa desde Bruselas, ha asegurado que el Estado es quien ha convertido estas elecciones en un plebiscito sobre la situación política en Catalunya, y ha avisado: "Las elecciones son un reto que afrontamos con todas nuestras fuerzas". 

"El Estado ha querido hacer un plebiscito. Responderemos. Estamos totalmente de acuerdo que es votando como se resuelven los problemas", ha añadido. 

En este sentido, Puigdemont se ha dirigido directamente al Estado y a los partidos constitucionalistas (PP, PSOE y C's) para pedirles si están dispuestos a aceptar los resultados, gane quien gane. En sentido contradio, ha dichom, signficaría que en Catalunya hay votantes de primera y votantes de segunda, los que pueden cumplir su proyecto político en las urnas y los que no. 

Las 4 resoluciones del Govern "legítimo"

Es desde este punto de vista, ha asegurado Puigdemont, que el gobierno legítimo de Catalunya ha hecho un plan de trabajo en cuatro ámbitos: en primer lugar, desplazar una parte del ejecutivo a Bruselas para hacer evidente la situación ante europa y el mundo y denunciar la "politización", nla "falta de imparcialidad" y "la voluntad de perseguir ideas" de la justicia española, haciendo evidente "el grave déficit democrático que hay hoy en España, así como "nuestro compromiso por la autodeterminación, el diálogo y una solución acordada"; en segundo lugar, otra parte del Gobierno, como la que representa el vicepresidente Oriol Junqueras, continuará en Catalunya haciendo las tareas como gobierno legítimo de Catalunya. "Continuaremos nuestro trabajo a pesar de las inhabilitaciones, con la estrategia de no confrontación, y defenderemos la idea de que la querella del Estado es una querella política", ha asegurado Puigdemont, quien también ha sentenciado: "No escaparemos al acción de la justicia".

En tercer lugar, el president cesado ha dicho que defenderán las diferentes iniciativas en marcha "para evitar que el artículo 155 se ponga en marcha y desmonte el sistema político catalán". Finalmente, Puigdemont ha recordado que se plantea las elecciones del 21D "como un reto democrático". "No tenemos miedo a las urnas y estamos totalmente de acuerdo que es votando como se resuelven los problemas, no encarcelando líders o violentando funcionarios", ha sentenciado. 


  

Temas

Comentarios

Lea También