Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya Política

«¡Qué diferencia con el adiós de Zidane!»

Los seis representantes tarraconenses en el Congreso de los Diputados explican al ‘Diari’ cómo vivieron la histórica jornada en la cámara baja, que coincidió con el anuncio de la marcha del hasta ayer entrenador del Real Madrid

Octavi Saumell

Whatsapp
Mariano Rajoy, ayer, junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. FOTO: EFE

Mariano Rajoy, ayer, junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. FOTO: EFE

«No vivía un pleno tan tenso desde la última etapa del Presidente Zapatero. La gente estaba muy nerviosa».

Así de claro se expresaba ayer el diputado tarraconense que lleva más años en el Congreso, Joan Ruiz (PSC), quien ejerce como representante en la cámara baja desde 2008. «Cualquier cosa que publicaba algún medio digital nos lo reenviaban de inmediato a todos los 350 diputados. El ambiente está muy caldeado, no creo que tome un café con alguien del PP en unos días» aseguró Ruiz, quien escribió en las redes sociales: «escuchando a Rajoy, recordaba aquel que era jefe de la oposición. ¿Le falla el subconsciente? ¿Se prepara?» afirmó irónicamente. Después, también repartió contra Ciutadans: «Veo a Rivera pero oigo a Aznar» tuiteó. 

Jordi Roca, la cruz
El inicio del pleno coincidió con la rueda de prensa en la que, por sorpresa, el entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, anunció su adiós del club blanco tras ganar su tercera Champions League consecutiva.

En este sentido, el líder tarraconense de En Comú Podem, Félix Alonso, remarcó que «en el Congreso se ha comentado la diferencia entre la marcha de Zidane y la de Rajoy. ¡Qué diferencia! Uno se marcha por la puerta grande, mientras que el otro lo hace por la B –la de atrás– manchado por la corrupción».

Joan Ruiz (PSC): «Desde la etapa final de Zapatero que no vivía un pleno tan tenso. He visto a Albert Rivera, pero he oído a Aznar»

Alonso enfatizó, asimismo, «haber vivido el día de la despedida» del hasta ahora Presidente, y valoró positivamente el discurso de Pedro Sánchez sobre Catalunya. «Parece que ha vuelto el Pedro de 2017. La llamada al diálogo puede ser el inicio de la distensión» remarcó.   

Pese a tener la mayoría suficiente para tirar hacia adelante la moción, nadie daba ayer como seguro que ésta pudiera ser una realidad ante una hipotética dimisión del Presidente Rajoy, que dejaría a Soraya Sáenz de Santamaría como Presidenta.

En esos momentos, la cruz del Congreso era el popular Jordi Roca, quien reconoció sentirse «sorprendido e incómodo» por la situación vivida. «Pedro Sánchez lleva tres años intentando ser Presidente del Gobierno sin haber ganado en las urnas. Sorprende que no haya presentado programa alguno, y resulta curioso que quiera ser Presidente para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2018 del PP, desautorizando el voto en contra del PSOE a los mismos y todas las declaraciones públicas» indicó el político de la formación conservadora.

Jordi Roca (PP): «Todo el mundo está sorprendido e incómodo. Sánchez quiere ser Presidente sin ganar en las urnas»

Sergio del Campo (Cs) añadió «que la legislatura estaba liquidada era un hecho. Pero la solución no es un Gobierno Frankenstein, sino las urnas» advirtió. 

«Corazón partío» soberanista
Con el «corazón partío» reconocía estar Jordi Salvador (ERC), quien votó «más un No a Rajoy que un Sí al PSOE», asegurando haberlo hecho «por responsabilidad», al entender que «es lo mejor para los catalanes». El representante tarraconense considera importante también «romper el bloque del 155, debilitar al Estado y dejar en fuera de juego al populismo de Ciutadans». 

Finalmente, Ferran Bel, del PDeCat –y no de Junts per Catalunya–, valoró al final de la jornada que, a lo largo del día, «se ha pasado de la incredulidad de los diputados PSOE a la toma de conciencia de la derrota por parte de los del PP».

Bel, esto sí, criticó que se mantengan unas cuentas que «para nada son beneficiosas para las comarcas de Tarragona». Ahora, se da la circunstancia de que los socialistas defenderán en el Senado unos presupuestos que gestionarán, pero a los que votarán en contra. Surrealista.   

Temas

Comentarios

Lea También