Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Renuncio al premio por el papel del Rey tras el 1-O'

El investigador reusense Bernat Ollé rechaza el galardón de la Fundación Princesa de Girona por el «beneplácito» de Felipe VI a la «ola de represión». Devolverá los 10.000 euros que ganó

Raúl Cosano

Whatsapp
Bernat Ollé recibe el premio de la Fundación Princesa de manos de Felipe VI. En segundo término, los expresidentes Mas y Puigdemont.  Foto: Casa Real

Bernat Ollé recibe el premio de la Fundación Princesa de manos de Felipe VI. En segundo término, los expresidentes Mas y Puigdemont. Foto: Casa Real

Bernat Ollé (Reus, 1979) coge el teléfono en Estados Unidos. «He tenido reuniones de trabajo y no he podido ver la repercusión. Sí que algunos familiares me han enviado mensajes felicitándome», decía ayer por la tarde, aunque se presumía que conforme avanzara el día los 'inputs' serían más numerosos. El nombre de Bernat, ingeniero químico por la URV y doctor en Ingeniería y MBA por el Masschusetts Institute of Technology (MIT), saltó ayer al plano mediático porque renunció a los premios de la Fundación Princesa de Girona ante la posición de la Casa Real y el discurso del Rey Felipe VI el 3 de octubre, después de referéndum. 

En una carta conjunta con el investigador Romain Quidant, dirigida al presidente del Patronato de la fundación, Francisco Belil, Bernat remarcó que la labor de la entidad durante años de construir puentes «quedó liquidada» con el posicionamiento de la Casa Real y el discurso del monarca. En la misiva, el reputado investigador es contundente: «Dando la espalda a la voluntad de millones de catalanes e ignorando la violencia policial del 1 de octubre, creemos que el rey ha dado el beneplácito explícito a la ola de represión de las instituciones españolas contra Catalunya, incluyendo el encarcelamiento de líderes cívicos y del gobierno legítimamente escogido por los votantes catalanes». 

Los dos premiados -Ollé ganó el de Empresa en 2015 y Quidant el de investigación científica en 2011- han solicitado que se les haga llegar el código IBAN para retornar el importe, han remarcado que devolverán las esculturas recibidas, y han pedido a la fundación que retire sus nombres e imágenes de las redes sociales de la entidad, así como de cualquier web o documentación que les mencione como galardonados. 

Bernat llevaba tiempo barajando esta opción. «Lo pensé unos días después del referéndum pero no lo he concretado hasta ahora. Lo que más me dolió fue que el Rey renunciara a ese posible papel de mediador. Fue una decepción para muchos, porque durante algún tiempo se pensó que la Casa Real, y el Rey como jefe de Estado, podía tener ese papel, pero no fue así. Ahora no sé quién podría asumirlo», cuenta. 

La carta de renuncia enviada por los investigadores Bernat Ollé y Romain Quidant. 

Bernat Ollé renuncia así a un premio de 10.000 euros. «Afortunadamente, la cantidad no ha sido importante para tomar esa decisión. No tiene nada que ver con eso. Ha sido más una cuestión de consciencia, algo personal», cuenta Ollé, un talento curtido en casa que reside fuera y que ahora está centrado en el campo de las ciencias de la salud, fundamentalmente como creador de diversas ‘start-ups’ de biotecnología.

Aunque la Fundación Princesa de Girona tenía intención de contactar con él ayer, el ingeniero admitía que aún no lo habían hecho: «Les explicaré con todo el respeto la decisión. No estoy en contra del trabajo y del esfuerzo que han hecho tanto tiempo». 

En la web de la empresa que dirige Bernat Ollé como CEO, Vedanta Biosciences, figura que se licenció en la URV, «en la República de Catalunya». 

Temas

Comentarios

Lea También