Salut alargará las medidas "lo que haga falta" y si no funcionan planteará el confinamiento domiciliario

El secretario de Salut reconoce una "desaceleración" de casos pero sin impacto en la red asistencial

ACN

Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

El secretario de Salut, Marc Ramentol, ha afirmado que las nuevas restricciones para frenar la Covid se alargarán los días "que hagan falta" y si no funcionan no descarta instar al gobierno español a plantear el confinamiento domiciliario. En declaraciones a TV3, ha explicado que los últimos días se está notando una "desaceleración" en el número de casos pero no en el impacto en la red asistencial y ha dicho que el objetivo es bajar los 5.500 diarios actuales a unos 1.800. Ramentol ha afirmado que el confinamiento domiciliario debe ser siempre "la última alternativa" pero no lo ha descartado. "Si vemos en el transcurso de los próximos días que las medidas no son suficientes, tendremos que instar al gobierno español para que se plantee esta posibilidad", manifestó.

El secretario ha valorado que las medidas que se tomaron hace 15 días, como el cierre de la restauración, han comenzado a dar frutos, ya que ha asegurado que si no se hubiera hecho nada tenían una previsión de 10.000 casos diarios. Sin embargo, ha dicho que los 5.500 actuales son "insostenibles" y ponen en peligro poder mantener la actividad asistencial no Covid y la Covid.

Por ello, ha indicado que el objetivo no debe ser estabilizar la curva sino "doblarla" y valoró que cuando el semáforo de la red asistencial deje de estar en rojo será "el momento de iniciar la desescalada de las medidas".

Ramentol ha explicado que las medidas anunciadas este jueves quieren ser un paso más "antes de llegar a un confinamiento domiciliario", pero ha insistido en que no se puede "renunciar a ninguna medida" que puede ser efectiva para doblar la curva.

Al ser preguntado sobre la cultura, ha aseverado que saben que no hay un control descontrolado en estos ambientes pero justificó su cierre casi total pera conseguir el objetivo general de reducir las interacciones y la movilidad.

Ramentol ha apuntado que cada vez hay más evidencia que apunta a que el rastreo es muy importante en una fase anterior a la que vive Catalunya ahora y que lo volverá a ser cuando se consiga reducir los casos. No obstante, ha asegurado que se mantiene la apuesta por este rastreo, aunque "no debe ser la estrategia principal para fiar el control de la pandemia".

Por otra parte, ha explicado que ya se han repartido un millón -de tres adquiridos- de tests de antígenos entre centros de atención primaria y hospitales apartados de núcleos urbanos. Principalmente se están dirigiendo a personas con síntomas pero afirmó que esperan extenderlo en las próximas semanas en asintomáticos que sean contactos estrechos de casos confirmados.

Temas

Comentarios

Lea También