Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trapero declara que no tiene ni tenía ninguna relación con Puigdemont

La Fiscalía mantendrá la acusación por rebelión contra Trapero hasta el final del juicio

EFE

Whatsapp
Josep Lluís Trapero, declarando en la Audiencia Nacional. Imagen del monitor en la sala de prensa. FOTO: EFE

Josep Lluís Trapero, declarando en la Audiencia Nacional. Imagen del monitor en la sala de prensa. FOTO: EFE

El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero ha declarado este lunes ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por rebelión durante el proceso independentista catalán que nunca tuvo una "relación estrecha" con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

"No tenía una relación ni buena ni mala. No tenía ningún tipo de relación estrecha con el presidente", ha respondido Trapero cuando el fiscal Miguel Ángel Carballo le ha preguntado por sus vínculos con Puigdemont en el año 2017, cuando tuvieron lugar los hechos.

Carballo ha sacado a colación este tema cuando el exjefe de los Mossos ha explicado que fue nombrado mayor en abril de 2017 por decisión del entonces director de la policía autonómica Albert Batlle, designación sobre la que Puigdemont, ha asegurado, no tuvo nada que ver. 

Trapero ha comentado que accedió al rango de mayor de los Mossos porque fue la manera de Batlle de "dar una mayor autoridad" al jefe del cuerpo, pero ha remarcado que la propuesta se había hecho en enero de 2016, aunque hasta más de un año después no se hizo efectiva. 

Según su relato, la ley establece que el cuerpo de Mossos debe tener un mayor, pero que este puesto llevaba vacante diez años. Ante la extrañeza del fiscal de que el nombramiento se produjera justo unos meses antes del referéndum ilegal del 1-O, Trapero ha admitido que no sabe por qué hasta entonces no se había hecho y que fue una "irregularidad" que se sostuvo durante una década. 

La Fiscalía mantiene su tesis

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha anunciado este lunes que mantendrá hasta el final del juicio la acusación por el delito de rebelión contra el mayor de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero por el proceso independentista en Catalunya.

Así lo ha comunicado el fiscal Miguel Ángel Carballo en la primera sesión del juicio, que ha comenzado a las 10.30 horas y que en primer lugar se ha centrado a la exposición de cuestiones previas, trámite por el que las defensas plantean las posibles nulidades de la causa.

"La Fiscalía es consciente de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo y en el momento oportuno se considerará la conveniencia de cambiar la tipificación, pero este no es el momento procesal oportuno. No es legalmente precedente", ha dicho Carballo en respuesta a las cuestiones previas planteada por las defensas.

El Ministerio Público -que este lunes ha estado representado en el juicio por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso, y los fiscales del caso, Carballo y Pedro Rubira- ya informó el pasado mes de diciembre que el momento procesal oportuno para dar a conocer su acusación es el inicio de la vista oral y no antes. Así contestaba a la abogada de Trapero, Olga Tubau, que registró un escrito en noviembre instando al fiscal a pronunciarse ya para poder preparar su defensa.

Esto no elimina la posibilidad de que al final del juicio, y con todas las pruebas practicadas, el fiscal decida modificar su acusación y cambiarla al delito de sedición, siguiendo así el criterio establecido por el Tribunal Supremo en su sentencia por el 'procés' independentista en Catalunya, que condenó a nueve de los 12 acusados por este delito.

Trapero y otros dos procesados, el ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig (natural de Valls) y el exdirector de los Mossos Pere Soler, se enfrentan a 11 años de cárcel por el delito de rebelión; mientras que para la intendente de los Mossos, Teresa Laplana, se piden, desde el inicio, cuatro años de prisión por el delito de sedición.

No es una causa contra la institución de Mossos

El fiscal Pedro Rubira ha querido dejar claro durante su intervención en este trámite inicial de cuestiones previas, antes de las declaraciones de los acusados, que esta no es una causa contra el cuerpo de los Mossos, sino que lo que se va a dirimir en este juicio es la "responsabilidad que tienen" Trapero, Laplana, Puig y Soler en los acontecimientos de otoño de 2017. 

Por su parte, la defensa de la intendente Teresa Laplana, ejercida por Olga Tubau, ha solicitado al tribunal la dispensa de su cliente una vez declare como acusada y hasta el momento en el que las partes presenten sus conclusiones definitivas y, después, pueda ejercer al derecho de turno de última palabra. 

Según ha explicado la abogada, que ha aportado varios informes médicos, Laplana "sufre un estrés post-traumático" desde "septiembre u octubre de 2017", cuando ocurrieron los hechos por los que hoy se sienta en el banquillo. 

Por otro lado, Tubau, quien también representa al mayor de los Mossos, ha pedido que una vez que declaren los acusados, tanto él como Laplana, si finalmente no le conceden la dispensa, puedan sentarse "de forma que pudiera tener con ellos inmediata comunicación". 

Temas

Comentarios

Lea También