Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trapero lanza la 'bomba': había plan para detener a Carles Puigdemont

El mayor de los Mossos pidió al president de la Generalitat que cumpliera la ley y le dijo que la Policía Autonómica no acompañaban el proyecto independentista

Europa Press

Whatsapp
FOTO: EFE

FOTO: EFE

El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero ha asegurado este jueves que pidió al expresidente catalán Carles Puigdemont, al exvicepresidente Oriol Junqueras y al exconseller de Interior Joaquim Forn tres días antes del referéndum del 1 de octubre de 2017 que cumplieran la legalidad y le transmitió que la policía autonómica estaba con la Constitución y no acompañaba el proyecto independentista.

"Transmitimos varios mensajes. Les trasladamos nuestra preocupación por posibles conflictos graves de orden público y seguridad ciudadana. Que iba a haber dos millones de personas en la calle y 15.000 policías y eso iba a provocar conflictos graves de orden público. Les emplazamos al cumplimiento de la legalidad, de las órdenes judiciales, y les dijimos que íbamos a cumplirlas. Que el cuerpo de Mossos no iba a quebrar con la legalidad y la Constitución, que no acompañábamos el proyecto independentista", ha resumido Trapero en su última intervención en el juicio por el proceso independentista en Catalunya.

El mayor ha explicado que fue él mismo el que pidió a Forn la celebración de ese encuentro con los exdirigentes del Govern y que también solicitó que estuviera también la entonces presidenta del Parlament, la tarraconense Carme Forcadell, porque su preocupación iba "más allá del tema del referéndum".

El exjefe de la policía autonómica ha podido finalmente explayarse en la explicación sobre lo ocurrido en esta reunión con los exdirigentes de la Generalitat debido a que, después de las preguntas de acusaciones y defensas, ha sido el presidente del tribunal, el magistrado Manuel Marchena, el que ha tomado la palabra para preguntarle "qué mensaje querían transmitir" los mandos de la policía autonómica.

Marchena ha hecho así uso por primera vez en el juicio de la prerrogativa que le concede para este fin el artículo 708 del la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) y con el objetivo de "depurar los hechos". 

Plan para detener a Puigdemont

El mayor de los Mossos ha afirmado que desde "dos días antes" de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), el 27 de octubre de 2017 en el Parlament de Catalunya, ya se había previsto un plan por si era necesaria la detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Así lo ha revelado al final del interrogatorio del abogado del exconseller del Interior Joaquim Forn, Javier Melero, quien le ha preguntado si se puso a disposición del fiscal superior de Catalunya y del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Trapero ha contestado afirmativamente y ha explicado que tras "la declaración ésta" les llamó para transmitirle la disponibilidad del cuerpo policial autonómico para ponerse a sus órdenes, ya que habían tenido conocimiento de lo que había sucedido en el Parlament de Catalunya. 

Este hecho ya lo había desvelado en un recurso que presentó ante la Audiencia Nacional, donde próximamente será juzgado al estar acusado por rebelión y organización criminal en relación a los incidentes ante la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017 y por la presunta inactuación de los Mossos durante el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Durante su relato, el mayor de los Mossos ha precisado que la conversación telefónica con el fiscal y el presidente del órgano judicial superior de Catalunya tenía el objetivo de recordar que los Mossos estaban preparados "por si ordenaban algún tipo de acción que teníamos previstas desde dos días antes".

"¿Qué tipo de actuación?", ha preguntado Melero, a lo que Trapero ha contestado: "La detención de Puigdemont".

Por otro lado, Trapero ha apuntado que el cuerpo policial desconocía "la trascendencia jurídica" que tendría la DUI, así como si suponía la comisión de algún delito. 

Temas

Comentarios