Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un acusado por el 17-A en Cambrils y BCN niega maltrato a su pareja

Driss Oukabir, presunto miembro de la célula que atentó en Cambrils y las Ramblas, declara en Girona por vía telemática
 

Diari de Tarragona

Whatsapp

Uno de los presuntos integrantes de la célula terrorista que en agosto pasado atentó en las Ramblas de Barcelona y en Cambrils, Driss Oukabir, negó ayer todos los cargos en el juicio por maltrato que afrontó de manera telemática en el juzgado penal 6 de Girona.

Oukabir, acusado de agredir a su pareja, atribuyó la denuncia que interpusieron dos de sus vecinas a la mala relación que tenía con ellas.

Explicó que rechazó el empleo que le ofrecía una de esas dos personas porque le quería «explotar» con un salario de ochocientos euros mensuales por trece horas de trabajo diarias.

El enfrentamiento con la otra vecina, según la versión del presunto terrorista, provenía de que a ésta no le gustaba su perro «y decía que dejaba pelo».

La fiscal solicita diecinueve meses de cárcel para Driss Oukabir, once de ellos por un delito de maltrato en el ámbito familiar y ocho por otro de coacciones leves también en el terreno de la violencia doméstica.

Aparte de la pena de privación de libertad, la petición contempla también que el procesado no pueda acercarse a menos de quinientos metros de la víctima durante seis años y que se le prohíba la tenencia de armas por ese tiempo

La defensa, que inicialmente solicitaba la absolución, a la vista de cómo ha transcurrido el juicio y de la claridad de los testigos, ha modificado las conclusiones y ha reclamado la pena mínima.

En este caso, la petición es de seis meses por  maltrato y de cuarenta días de trabajos en beneficio de la comunidad o subsidiariamente otros seis meses de prisión por el de coacciones leves.

En Soto del Real

Oukabir, vecino de Ripoll y hermano de Moussa Oukabir, uno de los terroristas que murieron abatidos por los Mossos en Cambrils, fue detenido el 23 de julio por un delito de maltrato en el ámbito familiar, por el que el juez le impuso una orden de alejamiento de su pareja.

El presunto yihadista declaró por videoconferencia desde la cárcel de Soto del Real, donde está ingresado por orden de la Audiencia Nacional por su presunta implicación en los atentados.

También ofrecieron su testimonio de manera telemática por videoconferencia desde el juzgado de Ripoll la pareja de Driss Oukabir, que negó la agresión, así como las dos vecinas que denunciaron los hechos y los dos Mossos d’Esquadra que le detuvieron.

En su último turno de palabra, Oukabir se declaró inocente y confesó amor por su mujer. «Soy inocente, no soy ningún maltratador. La quiero mucho y nunca le haría daño. Son discusiones que hemos tenido, pero ¿coacciones de qué? Ella podía haber dicho lo que quisiera y ya se ha visto lo que ha dicho», manifestó.

En cuanto a las dos vecinas, una explicó que vio como el acusado empujaba a la víctima después de una discusión a gritos, y la otra aseguró que había contemplado cómo le tiraba del pelo hasta el punto de que tuvo que refugiar a la mujer en su domicilio.

Por el contrario, la versión de Driss Oukabir y la de su pareja es que todo se limitó a una discusión en un tono elevado. Ella dijo que «nunca» le puso la mano encima y sentenció que si sigue con él «después de todo lo que ha pasado, es por algo». 

Comentarios

Lea También