Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

VÍDEO: Un guardia urbano dispara y mata un perro a bocajarro

Al aparecer a su propietario, le pidieron que atara el perro en cumplimiento de lo establecido en la ordenanza municipal de tenencia de animales y, en el transcurso de la actuación, el animal atacó a uno de los agentes en el brazo

EFE

Whatsapp

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona ha matado hoy a un perro de razas cruzadas al cual ha disparado mientras este le mordía el brazo. Según han informado fuentes policiales a Efe, el propietario del perro ha sido detenido porque, al ver el que había sucedido, ha agredido al agente de policía.

Los hechos han ocurrido en la zona de Sants-Montjuïc de la capital catalana, cuando una patrulla de la Guardia Urbana ha querido identificar a una persona que estaba cerca de Plaça Espanya con Gran Via, han explicado las mismas fuentes. El perro de esta persona ha atacado al guardia urbano hiriéndolo al brazo y el agente, que ha temido por su vida, ha disparado al animal, según ha explicado la policía.

Guardia Urbana: "El agente que abatió a un perro actuó en defensa de su integridad física"

La Guardia Urbana de Barcelona ha afirmado este miércoles que el agente que abatió a un perro que le había atacado "actuó en defensa de su integridad física" y que no tuvo otra opción que disparar al animal. A través de su cuenta de Twitter, el cuerpo ha informado de que la actuación policial se inició sin que hubiera una llamada previa cuando una patrulla vio a un perro sin correa ni bozal y con apariencia de ser de raza peligrosa deambulando solo por la calle. 

Al aparecer a su propietario, le pidieron que atara el perro en cumplimiento de lo establecido en la ordenanza municipal de tenencia de animales y, en el transcurso de la actuación, el animal atacó a uno de los agentes en el brazo y éste tuvo que usar su arma para protegerse, según la Guardia Urbana. 

Y posteriormente el mismo agente fue agredido con un patinete en la cabeza, por lo que el propietario del perro fue detenido y el policía tiene una contusión en la frente y una ruptura dental, y está de baja. A raíz del uso del arma, la Unidad de Deontología y Asuntos Internos de la Guardia Urbana revisó los hechos su conclusión es que el agente actuó "en defensa de su integridad física y que no le quedó otra opción". 

Temas

Comentarios

Lea También