Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Mejorar el físico es mejorar la salud

Whatsapp
Mejorar el físico es mejorar la salud

Mejorar el físico es mejorar la salud

En el artículo de hoy vamos a hablar de la enorme relación que existe entre cuidar el aspecto físico y cuidar la salud. Y es que muchas personas creen que mejorar el aspecto físico solo sirve para eso, para estar más guapos, cuando lo cierto es que, cuidando el aspecto físico, mejoraremos enormemente la salud y resolveremos varios problemas derivados. Hoy, podrás comprobarlo. 

¿Cómo que mejorar el físico es mejorar la salud?

                ¡Por supuesto que mejorar el aspecto físico es mejorar la salud!

                Muchas de las enfermedades y problemas de salud que hay en nuestras sociedades actuales se derivan, precisamente, de la falta de ejercicio y del sedentarismo y la mala alimentación. De hecho, son las principales enfermedades que sufrimos, frente a las que se puedan padecer en los países subdesarrollados.

                Piensa por un momento en los infartos, la obesidad, los problemas gastro-intestinales de todo tipo, la acumulación de líquidos, las embolias, los trombos… Todo ello son enfermedades y problemas de salud que, directa o indirectamente, están relacionados con malos hábitos alimentarios y del deporte.

                Por ello, si practicas deporte y empiezas a mejorar tu alimentación, mejorarás los problemas anteriormente mencionados, y tendrás un menor riesgo de sufrir dichas enfermedades. ¿Acaso no es una buena idea ponerse a hacer ejercicio?

                No puedo ir señalando qué enfermedad es provocada por falta de ejercicio o problema de alimentación, porque eso produciría una lista excesivamente larga. Pero resulta bastante evidente que la obesidad tiene que ver con la falta de ejercicio y la mala alimentación, ¿verdad?

                Y la obesidad provoca trombos e infartos, además de problemas respiratorios, entre otros muchos problemas. Y es solo un ejemplo. Podría seguir con los problemas gastro-intestinales, de los que hablaremos un poco más en el último apartado de este artículo.

                Pero lo importante no es hacer una lista de ese tipo. Lo importante es que comprendas que hacer ejercicio no es algo que te vaya a resultar útil únicamente para tener una mejor apariencia física, sino que te va a resultar útil para mejorar tu estado de salud

Quemar grasas es bueno en ambos casos

                Uno de los mayores problemas de salud que puedes tener es el de la obesidad. Algo de sobrepeso no debe alarmarnos (aunque tampoco debería contentarnos), pero la obesidad sí que es un problema grave, que deriva en muchos otros problemas de salud, como ya hemos mencionado anteriormente.

                Es por ello que quemar grasas es algo muy positivo para cualquier persona, ya que previene el llegar a ese punto de exceso de peso. Puedes utilizar suplementos como Pure Cambogia Ultra, pero, al final, lo más recomendable será que realices ejercicio y tomes una dieta equilibrada.

                La mayor parte de los problemas de sobrepeso y exceso de grasa en el organismo se derivan del hecho de que se come excesivamente mal, y se realiza poco ejercicio. De ahí que sea tan importante cambiar esos dos hábitos para empezar a quemar grasas.

                Hablemos un poco más en profundidad de ello…

¿Cómo quemar grasas?

                Lo primero que tienes que hacer para quemar grasas es alimentarte adecuadamente. Para ello, puedes acudir a un nutricionista, quien te diseñará un plan de alimentación para que puedas mejorar tu aspecto físico y tu salud al mismo tiempo.

                Estos planes alimentarios suelen hacer hincapié en las proteínas y en las fibras, en lugar de en las grasas y en los carbohidratos, que son los alimentos que acaban contribuyendo a engordar, sobre todo si no se hace ejercicio.

                Debes tener en cuenta que los carbohidratos son el primer elemento que el organismo “rompe” para obtener energía. Después de ellos va la grasa, y, por último, las proteínas. Sin embargo, el problema radica en que, si consumes carbohidratos, pero no necesitas la energía asociada a ellos, esos carbohidratos se convierten en grasa, y se quedan en tu cuerpo en esa forma.

                Es por ello que suele ser recomendable reducir el consumo de grasas y carbohidratos y aumentar el consumo de proteínas (el cuerpo preferirá romper los carbohidratos y las grasas antes de intentar sacar la energía de las proteínas que consumes).

                Por otro lado, tienes que hacer ejercicio. Este punto es más sencillo: Puedes aplicar la idea de convertir tu vida en un gimnasio, y dejar de subir con el ascensor a los edificios, empezando a utilizar las escaleras.

                O puedes optar por llevar el gimnasio a casa, comprándote una bicicleta estática plegable, por ejemplo. Si quieres comprar bicicletas plegables baratas, puedes hacerlo en MejorCalidadPrecio.com, que tienen muy buenos precios.

                Da igual la opción que elijas. Lo importante es que destierres la idea de ir al gimnasio, porque el gimnasio no es un lugar para ti. Allí te frustrarás y no conseguirás buenos resultados

¿Y si no puedo hacerlo?

                Si no puedes reducir tu consumo de grasas y empezar a hacer ejercicio, es muy difícil que consigas reducir tu peso y empezar a lucir mejor, y, al mismo tiempo, estar más sano.

                La verdad, el “no puedo hacerlo” es tan solo una excusa. Lo que de verdad quieres decir es “no quiero hacerlo”. Todo esto se resume en una cuestión de fuerza de voluntad. Si no quieres hacerlo, está bien, pero no lo escondas bajo una supuesta incapacidad.

                Pero, si puedo ayudarte una última vez a tomar la decisión, deja que te diga que, si no adelgazas, deberás ir buscando remedios caseros para las hemorroides o para cualquier otra enfermedad parecida, porque la falta de ejercicio puede provocar muchos problemas, como ya has visto, entre ellos, almorranas.

                Así que la decisión es tuya: Bello y sano, o feo y enfermo. No busques más excusas, porque solo hay esas dos opciones.  

                Como puedes ver, cuidar el apartado físico y cuidar la salud son dos cosas que van continuamente de la mano. Si cuidas tu físico, cuidarás tu salud, y viceversa. Es importante tener esto en cuenta para que no te sientas perdiendo el tiempo al hacer deporte… ¡Y para que te quede meridianamente claro por qué debes hacerlo!

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También