20.000 euros para derribar la estación de Cambrils y crear un paso provisional

El alcalde Oliver Klein ha pedido por carta a Adif la autorización para poder iniciar los trámites para demoler el edificio

| Actualizado a 09 enero 2022 12:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El alcalde de Cambrils, Oliver Klein, ha enviado esta semana una carta a Juan Manuel de las Heras, el delegado de Patrimonio y Urbanismo Noreste de Adif, la delegación de la empresa pública que tiene competencia en las infraestructuras ferroviarias de Catalunya.

La misiva, tal y como avanzó el Diari el jueves, pretende acelerar el derribo del edificio de la antigua estación para poder planificar una unión de las avenidas Vidal i Barraquer y Horta de Santa Maria, cerrando el trazado de la vía por la costa, ya en desuso desde el año 2020.

La carta del alcalde a De las Heras es un paso más de la reunión técnica y presencial del pasado 1 de diciembre en la que Adif y el Ayuntamiento acordaron la supresión del edificio y la posibilidad de conectar ambas partes de la ciudad, separadas por las vías (y por tanto terrenos de Adif).

Se estima que en marzo Adif empezaría el desmantelamiento de las vías en este tramo

La petición del alcalde es el primer paso de un largo recorrido, que pretende borrar el paso del tren por la ciudad y permitir un encaje urbanístico en esta cicatriz de la ciudad. 

En la misma carta, aparte de pedir el permiso para derribar el edificio (y el consecuente proceso administrativo para contratar a la empresa que lo ejecutará), también se hace referencia al desmantelamiento definitivo de las vías, que sin tener una fecha concreta se estima para marzo.

Con este mes en rojo en el calendario, las intenciones del gobierno cambrilense es que cuanto antes se reciba la autorización para derribar el edificio, antes se podrá activar el proceso de contratación del derribo. Y para ello, el Ayuntamiento tiene reservada una partida económica que rondaría los 20.000 euros, han explicado al Diari fuentes municipales.

Se tendrá en cuenta durante la demolición de este edificio, inaugurado en 1865, preservar y guardar aquellos elementos arquitectónicos que puedan recordar el pasado ferroviario en la ciudad. Y estas piezas (ya avanzó en su día el concejal de Urbanisme, Obra Pública i Activitats, Enric Daza) formarían parte o bien de un nuevo equipamiento o se guardarían como recordatorio de la historia del ferrocarril.

Este proyecto de futuro está en fase embrionaria, al igual que las intenciones urbanísticas que tenga el actual gobierno de Cambrils para poder reconstruir el trazado férreo para unir las dos partes de la ciudad y borrar la huella del trazado de las vías del tren.

Pero sí que está más avanzado la idea provisional de juntar con un paso las dos avenidas de la ciudad a la altura del edificio de la estación de tren.

Plataforma de hormigón

La idea que tiene en mente el actual gobierno de Cambrils, una vez derribado el edificio, es diseñar un paso provisional que una las dos arterias (Vidal i Barraquer con Horta de Santa Maria), de forma que la circulación viaria encuentre un nuevo espacio para mejorar la movilidad en este punto de la villa marinera.

Esta plataforma no será definitiva, puesto que los terrenos son de Adif. Por ello, además del compromiso del derribo de la estación, debe haber un diálogo para la cesión temporal de esta superficie para que el Ayuntamiento pueda trazar un paso rodado.

Estas plataformas no tocarían los raíles hasta que el trazado se desmonte de forma oficial. De esta forma, en caso de necesidad del paso de un convoy o una máquina (por el motivo que fuera), el trazado férreo seguiría activado hasta el desmantelamiento que tiene que llevar a cabo Adif, en principio a partir de marzo.

Críticas al gobierno local y las prisas

Por su parte, la Plataforma Conservem l’Estació de Cambrils ha expresado públicamente su disconformidad con las intenciones del gobierno local de Cambrils y ahora también «sus prisas». La entidad social, que hace meses que intenta salvar el edificio histórico argumentando que es un valor patrimonial de la ciudad, ha reiterado su rechazo al derribo del edificio y ha criticado las supuestas prisas que tienen para llevarlo a cabo. La entidad ha vuelto a recordar que dos de los partidos del gobierno local «vendieron» en campaña electoral que se debía mantener este equipamiento ferroviario.

Comentarios
Multimedia Diari