Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

49 años narrando historia de El Vendrell con belenes

El vecino lleva casi medio siglo creando belenes que coloca en las montañas. Cuando da a conocer su obra es cuando empieza la Navidad en la localidad

José M. Baselga

Whatsapp
Jaume Nin con el Belén que muestra los relieves de altura a escala de todos los municipios del Baix Penedès. FOTO:  JMB

Jaume Nin con el Belén que muestra los relieves de altura a escala de todos los municipios del Baix Penedès. FOTO: JMB

Todo comenzó hace casi medio siglo en un grupo de amigos de El  Vendrell. Eran Jaume Nin, Vivenç Beneito, Xavier Inglés y Pep Basa. Decidieron confeccionar un Belén y llevarlo a la montaña, donde ya se quedaría. 

Jaume Nin, el Clavetaire, como se le conoce en El Vendrell a su familia, «ya el abuelo era el clavetaire», sigue con la tradición.

Carpintero y restaurador de muebles, explica que han sido «49 años sin interrupción. Y todos los belenes diferentes». Casi medio siglo en la que no ha faltado su Belén en alguna montaña o cueva. 

El Belén de este año de Jaume Nin.

Casi siempre inspirado en algún motivo relacionado con El Vendrell. El 700 aniversario de la parroquia, los 90 años de la colla castellera Nens del Vendrell, la restauración del órgano de la iglesia, el aniversario de los Pastorets, la restauración del ángel que corona el campanario de la iglesia... 

«Pero también para otros acontecimientos históricos como los Juegos Olímpicos de Barcelona, la muerte de Josep Pla, o el fin de la Guerra de los Balcanes», explica Jaume Nin. Entonces una gran palabra Pau presidía la creación.

Inspiración

Ahora ha finalizado el Belén de este año. Ha costado más de lo habitual. Nin perdió a su mujer hace pocos meses y no surgían ideas para la obra. 

El trabajo muestra las alturas de los municipios.

Fue la nieta Clara quien le inspiró. La pequeña pidió ayuda al abuelo para un trabajo sobre las ermitas de El Vendrell y Nin pensó que reproduciría a escala de las alturas los municipios del Baix Penedès.

23 de diciembre

La obra está acabada y y el próximo 23 de diciembre será colocada en una cueva. Para muchos en El Vendrell, la Navidad comienza cuando el Belén del Clavetaire está en alguna montaña.

Comenzó con aquel grupo de amigos que se denominaba Colla Blauivert, como los colores de la bandera de El Vendrell. Ahora la obra la deposita en nombre de La Lira Vendrellenca.

Todo comenzó hace 49 años en el Montsant.

Al principio acompañaban a colocar el Belén una doce de vecinos. «Pero han llegado a ser algunos años más de un centenar». Ahora el ritual lo siguen unas 50 personas.
En 49 años de repartir belenes por montañas y cuevas, las cosas han cambiado mucho. Explica que antes la obra se dejaba en la zona, «pero hubo un año que desde Medi Natural nos dijeron que sólo podía estar unos días». Así que a las semanas, los miembros del grupo la retiraban.

«No había miedo que los robasen. Solían respetarse». Sólo en tres ocasiones desaparecieron. «Una fue en Montserrat, pero ante el enfado que se generó en el mundo excursionista, a los pocos días quien se lo llevó lo volvió a colocarlo». Los que no volvieron a aparecer fueron los que se dejaron en la montaña de Sant Antoni de Albinyana y el de Prades, que fue el dedicado a la restauración del órgano de El Vendrell.

El Belén de Nin abre la Navidad en El Vendrell.

Nin espera seguir muchos años aportando ese símbolo de la Navidad de El Vendrell. «El próximo 1 de enero haré 83 años y ya tengo que pensar en el motivo del Belén del próximo año y empezar a prepararlo».

El Clavetaire prepara las piezas. «Cada una que representa a los catorce municipios es de una madera diferente». Los trabajos de pintura han ido a cargo de Ferran Quesada. Y muchos los vecinos de El Vendrell que piden poder ver la obra.

Temas

Comentarios

Lea También