Más de Costa

A licitación el proyecto de mejora de la C-31 en Segur de Calafell

El objetivo es que la travesía tenga un aspecto de avenida con más espacio para peatones

José M. Baselga

Whatsapp
Un accidente en la C-31 en Segur de Calafell.

Un accidente en la C-31 en Segur de Calafell.

El departament de Territori de la Generalitat ha sacado a licitación el proyecto para la remodelación de la carretera C-31 a su paso por Segur de Calafell. 

El tramo en el que se intervendrá es entre la rotonda de la Cruz Roja y el límite de Cunit. En ese trazado la travesía pasa por el centro urbano de Segur de Calafell, en unos tres kilómetros.

La vía atraviesa un núcleo urbano consolidado y los vecinos deben cruzarla constantemente, con el consiguiente peligro ya que por la carretera pasan más de 20.000 coches a diario.

Las protestas para mejorar la C-31 se mantienen desde hace años.

El objetivo es mejorar la seguridad en la travesía. Los vecinos denuncian que son muchos los  coches que circulan con excesiva velocidad. Para el tránsito, la sucesión de pasos de cebra hace que a menudo haya retenciones, con las consiguientes molestias y contaminación.

El presupuesto de las obras será de medio millón de euros. Los trabajos técnicos previos, que son los que se han encargado, suponen unos cinco meses de redacción y cuestan 73.000 euros.

El objetivo es que la rabesía deje de tener aspecto de autopista.

La licitación no supone sin embargo un inicio inmediato de los trabajos que por otro lado van a estar muy condicionados a la disponibilidad presupuestaria en una época inmediata que va a ser complicada por la situación de crisis y la exigencia de redistribuir recursos.

El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, destaca que aunque la licitación es el primer paso, está por ver cuándo podrá ser el inicio de las obras . «Ahora sólo se contrata la redacción del proyecto», señala. 

Pendientes
Aunque «es una fase decisiva porque la remodelación se hará tal y como ahora se dibuje y planifique», Ferré señala que «estaremos muy pendientes ya que es un proyecto clave y estratégico para el municipio». El objetivo sería que la ahora travesía con aspecto de carretera pase a ser una especie de gran avenida con espacio para los peatones, arbolado y zonas de ocio.

Un tramo de la C-31 en Calafell. 

El objetivo esencial es que la travesía de C-31 pierda esencia de carretera con varios carriles como ahora y la gane en trama urbana con una pacificación del tránsito. Entre los objetivos está la creación de zonas de espera para peatones entre las calzadas, además de dar continuidad de las aceras con suficiente anchura ya que ahora hay zonas incluso sin paso para los peatones.

Carril bici
También se espera acondicionar aceras y carriles laterales para habilitar una vía para bicicletas y colocar barreras que eviten poder cruzar la carretera por cualquier lugar.

Protesta en la C-31.

Sin embargo el Ayuntamiento mantiene la reivindicación de descongestionar la travesía sacando el tránsito de paso y llevarlo a la autopista C-32. La reclamación es que la autopista sea una ronda litoral gratuita entre Cubelles y El Vendrell. 

Con esa solución además de seguridad para los peatones se ganaría en movilidad en la trama urbana. Porque mantener todo el paso de circulación por la C-31, que también atraviese Cubelles y Cunit mantendrá la congestión, incluso ralentizándola y aumentando las emisiones contaminantes de los vehículos.
 

Temas

Comentarios

Lea También