Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A puñetazo limpio contra policías de Vila-seca en una redada contra el top manta

Tres agentes heridos y dos detenidos es el balance del dispositivo llevado a cabo en la noche del viernes en La Pineda

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen del verano pasado con dos manteros cruzando un paso de cebra y al fondo un coche policial. FOTO: Alba Mariné

Imagen del verano pasado con dos manteros cruzando un paso de cebra y al fondo un coche policial. FOTO: Alba Mariné

La Policía Local de Vila-seca llevó a cabo este viernes 12 de julio el segundo operativo contra el top manta en la zona lúdica de La Pineda. Se trata de acciones programadas durante el verano con el fin de debilitar la venta ambulante ilegal en el núcleo turístico de Vila-seca, una de las quejas de los comerciantes del lugar ante la competencia desleal.

Decomisan artículos a siete manteros en la playa de La Pineda

La Policía Local de Vila-seca ha iniciado su particular lucha contra el top manta en el núcleo de La Pineda, la zona más turística de la ciudad. Más allá de la concienciación a turistas, comerciantes y hoteleros, se realizan acción contra los vendedores ambulantes ilegales para reducir al máximo la presencia de estos productos falsificados en las calles y playa de La Pineda.

Tras la ejecución de la primera redada, el pasado 30 de junio, este viernes 12 de julio se programó la segunda redada. 14 agentes, 4 de uniforme y 10 de paisano, se colocaron en puntos previamente estudiados de La Pineda con el fin de interceptar el mayor número de objetos falsificados y sacarlos de la calle.

Parte del género decomisado el viernes 12 de julio. FOTO: Policia Local Vila-seca

El operativo se activó pasadas las 23 horas cuando un grupo de manteros tenía el género a la vista de turistas y viandantes. A medida que fueron sorprendidos por los agentes, de paisano y de uniforme, los manteros quedaron rodeados y fueron identificados además de confiscar el género que vendían.

Material incautado en la redada. FOTO: Policía Local de Vila-seca

Uno de los manteros interceptados salió del cerco con una bolsa de prendas falsificadas y huyó. Uno de los policías fue tras él al ver la acción y alertó a sus compañeros para que le acompañaran. A medida que perdía terreno, el mantero dejó caer la bolsa. El agente pasó de largo del género y continuó la persecución.

A pesar de las advertencias verbales al vendedor, éste continuó unos metros hasta que vio que sería alcanzado. Fue entonces cuando se encaró al policía y empezó a lanzar puñetazos contra el agente, que los esquivó en un primer momento.

Sin percatarse, otros dos manteros que no habían sido cercados por la Policía de Vila-seca acorralaron al policía, lo agarraron por los brazos y le dieron un puñetazo en la cara y un rodillazo en las costillas.

Al perder el equilibrio el agente, los tres agresores aprovecharon para huir. Los agentes de refuerzo llegaron cuando los agresores ya se habían marchado. 

Persecución

El agente fue atendido en el CAP de Vila-seca y el resto de compañeros fueron en busca de los tres agresores. En la calle Vaporet, en el límite de La Pineda con Salou, se interceptó al vendedor del top manta que había esquivado el cerco. Éste volvió a ofrecer resistencia y terminó por lesionar en una mano a un agente durante el arresto. Otro policía también recibió golpes varios, pero terminaron neutralizando al mantero.

Tras la detención de este vendedor ambulante, un vecino de Salou de 36 años, se logró interceptar a otro de los autores de la agresión, que también es vecino de Slaou y de la misma edad.

Ambos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Tarragona este domingo y han quedado en libertad con cargos. Están acusados de tres delitos: el primero contra la propiedad industrial, resistencia, el segundo de desobediencia a los agente de la autoridad y el último de lesiones.

Temas

Comentarios

Lea También