Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A punto el proceso participativo para transformar el centro de Coma-ruga

El 13 de octubre empiezan las sesiones con vecinos y comerciantes para escoger el modelo que tendrá el barrio

José M. Baselga

Whatsapp

El 13 de octubre comenzará el proceso participativo para que los vecinos puedan sugerir cómo transformar urbanísticamente el centro de Coma-ruga.

La actuación contempla una intervención urbanística de la plaza Germans Trillas , frente al puerto, el estanque y la zona y edificio del Tabaris, ahora cerrado, en un avanzado estado de deterioro y que en su día acogió un balneario. También las vías de conexión entre estos puntos. En total se invertirán 2,3 millones de euros que ponen a partes iguales el Ayuntamiento y los fondos europeos Feder.

Reunión y visita
El objetivo es una transformación de Coma-ruga para que tenga una reactivación de equipamientos, residencial, turística y comercial que no sólo sea en la época estival. El proyecto deberá contar con la opinión y decisión de los vecinos. Así, a partir del 13 de octubre comenzará ese proceso participativo. Primero habrá una reunión con vecinos y comerciantes para explicar el objetivo de las ayudas y visitar el ámbito de actuación.

Las pérgolas del estanque están dañadas para evitar daños por desprendimientos.


El equipo de gobierno explica que los únicos condicionantes para la participación son el límite presupuestario y el ámbito de actuación.  Los vecinos podrán decidir si quieren un centro de Coma-ruga con más o menos zonas verdes, si optan por peatonalizar tramos ahora con circulación, tratamiento de la aceras o a qué destinar el edificio del Tabaris.

El Tabaris
El concejal de Urbanismo, Josep Mercadé explica que los vecinos podrán sugerir y votar cualquier tipo de actuación dentro del limite presupuestario y la vigente normativa urbanística. 

Una de las acciones más destacadas será el destino que tendrá el antiguo balneario. Se salvarán y retirarán los murales de Santiago Padrós y lo que se haga en el edificio estará debatido entre los vecinos.

No para piscina
El Ayuntamiento descarta que pueda volver a ser un balneario y zona de piscinas por el coste  y mantenimiento. Los vecinos  sugieren que sea para uso del barrio como sala polivalente para actos públicos y las entidades. El entorno también debe ser acondicionado.

La antigua piscina del balneario con los murales de Padrós.

Otro de los puntos destacados que cambiará su aspecto es  la plaza Germans Trillas. Ahora está dedicada a aparcamiento en superficie. Una posibilidad es que ese suelo pase a estar destinado a los peatones como plaza o parque.

El participativo deberá estar acabado a finales de año para que a principios de 2019 puedan empezar las  obras. Los trabajos deben de estar acabados a lo largo de 2020.
 

Temas

Comentarios

Lea También