Más de Costa

Absuelto de pintar "nazi" en casa de un dirigente de PxC de El Vendrell

Inicialmente el acusado fue condenado a prisión y multa

Angel Juanpere

Whatsapp
La protesta contra los grupos ultra en El Vendrell.

La protesta contra los grupos ultra en El Vendrell.

Un hombre que participó en una protesta antifascista delante de un hotel de El Vendrell donde tenía lugar una reunión de partidos de ultraderecha y después habría hecho una pintada en el domicilio de un dirigente ha sido finalmente absuelto por la Audiencia de Tarragona de un delito de odio y otro leve de daños.

De esta manera, la Sección Segunda revoca la sentencia impuesta inicialmente por el Juzgado de lo Penal 3 de Tarragona, que condenaba al procesado a medio año de prisión y el pago de una multa de 1.760 euros, además de indemnizar a August Armengol, presidente y concejal de PxC en El Vendrell, por la pintada.

El acusado es un hombre de 51 años y de nacionalidad española. Según la sentencia inicial del Juzgado de lo Penal, entre las diez y las once de la mañana del 23 de abril de 2016, el procesado –miembro de la CGT– «y al que se relaciona con actividades reivindicativas y combativas en movilizaciones de carácter anarcosindicalista y antisistema» participó en una concentración ante el Hotel Termal Europa de Coma-ruga, cortando el tráfico rodado. Allí se concentraron unas 80 personas además de un centenar de agentes policiales.

El acto había sido convocado como rechazo a la celebración del congreso fundacional de la federación política Respeto, formada por partidos de ultraderecha. Uno de los asistentes fue August Armengol.

Sobre las doce del mediodía, los intervinientes, con el acusado en la cabecera portando una pancarta en la que se podía leer «Per respecte, feixistes ni al Baix Penedès ni en lloc», iniciaron una manifestación que discurrió por la calle Josep Pla y avenida de la Generalitat, entre otras vías.

Domicilio

Finalmente, los manifestantes llegaron frente al domicilio de August Armengol, donde se detuvieron y colgaron la pancarta que portaban en el vallado perimetral del domicilio. Además, una de las personas –en la sentencia inicial se dice que fue el acusado– pintó en la puerta metálica la palabra «nazi» de color negro y con un tamaño de unos tres metros. 

Los magistrados de la Audiencia Provincial, en su sentencia de apelación, recuerdan que los hechos que se juzgan son los que figuran en el auto de incoación de procedimiento abreviado, o sea, exclusivamente la pintada, no el resto de manifestaciones. 

Armengol en la reunión de Respeto.

La pintada, asegura la Sala, presenta una «clara voluntad de menospreciar y ofender a la persona destinataria de la misma, al ser altamente injuriosa y que perfectamente podría haber sido calificada como un delito de injurias». Pero hay que tener presente el contexto en la que se hizo, en el transcurso de una concentración con tintes netamente políticos.

De lo manifestado durante el juicio «no se desprende que tal conducta pudiera generar un clima de violencia y hostilidad hacia un colectivo concreto e implicara un peligro potencial para el mismo, en este caso personas con la misma ideología que el Sr. Armengol o perteneciente a su partido Plataforma per Catalunya, ni tuviera como finalidad fomentar el odio hacia tal colectivo». Al contrario, se aprecia un ataque meramente personalista.

La pintada se dirige solamente hacia este dirigente y no hacia una colectividad, pues se utilizó la palabra «nazi» en vez de «nazis». Se trataría más bien de un odio focalizado hacia el Sr. Armengol y no hacia un colectivo.

Temas

Comentarios

Lea También