Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Absuelto el joven de El Vendrell detenido en la huelga general de 2012

El juez ha retirado los cargos de desórdenes y desobediencia a él y a su compañero
Whatsapp
Ismael Benito (centro) acompañado por miembros de Som Poble en El Vendrell en una imagen de febrero de este año. Foto: DT

Ismael Benito (centro) acompañado por miembros de Som Poble en El Vendrell en una imagen de febrero de este año. Foto: DT

Una juez de Barcelona ha absuelto al vendrellense Ismael Benito y a Daniel Ayyash que permanecieron 34 días en prisión preventiva acusados de quemar contenedores en la huelga general del 29 de marzo de 2012, ante las "contradicciones" en la versión "imprecisa" del sargento de los Mossos d'Esquadra que les incriminó.

En su sentencia, la titular del juzgado de lo penal número 6 de Barcelona considera que no hay indicios suficientes para condenar a los estudiantes Isma B.A. y Daniel A.S., que afrontaban una petición de seis años y medio de cárcel por parte de la Fiscalía por los delitos de desórdenes públicos, atentado y daños.

La Generalitat, por su parte, solicitaba un año de cárcel para los dos estudiantes universitarios -que estuvieron en prisión preventiva del 30 de marzo de 2012 al 4 de mayo del mismo año-, en un caso en el que el Ayuntamiento de Barcelona, que inicialmente ejercía la acusación popular, se retiró del proceso por decisión del nuevo equipo de gobierno de Ada Colau (BComú).

En la sentencia, la juez justifica su decisión de absolver a los dos jóvenes ante la "incertidumbre probatoria" y la "inexistencia de pruebas concluyentes".

La juez recuerda que la única prueba de la que disponían las acusaciones sobre la autoría de los acusados en los disturbios de la huelga general era la versión de un sargento de los Mossos d'Esquadra, que quedó reflejada en un atestado policial.

En el juicio, el sargento -que declaró protegido por una mampara-, aseguró que el 29M identificó sin dudarlo a los dos jóvenes como integrantes de un grupo violento que estaba protagonizando incidentes en la Diagonal de Barcelona, aunque admitió que no les vio cruzar ni quedar contenedores, ni arrojar piedras a una patrulla de la Guardia Urbana que estaba en la zona.

Según la sentencia, la descripción de los hechos efectuada por el sargento se refiere "a la actuación de un grupo", pero la juez advierte que "para que pueda entenderse acreditada la autoría de personas concretas deben individualizarse las conductas e identificarse plenamente a los acusados como autores".

También ve contradicciones en el hecho que el sargento ratificara que identificó a Isma porque llevaba una rasta, pese a que los alborotadores iban con capucha y la cara tapada, y a Dani por unas gafas de pasta de color blanco y negro, que el chico negó que fueran como las suyas.

"En definitiva -concluye la juez-, se han introducido dudas importantes en cuanto a la fiabilidad de dicha identificación, debiendo tenerse en cuenta también que los acusados no poseen características que se diferencien de una forma clara del resto".

En la sentencia, la juez remarca que el sargento hizo constar de forma literal en un atestado que los elementos que se incautaron en una mochila que llevaba Isma habían sido utilizados en el incendio de contenedores de la Facultad de Física.

No obstante, en la prueba pericial efectuada en el juicio se comprobó que no se habían utilizado ni los petardos ni un botella de líquido para barbacoa que llevaba, que estaba llena, cerrada y precintada.

El joven alegó en el juicio que llevaba este material porque si la huelga hubiera sido un fracaso y la Facultad se hubiese llenado de estudiantes -lo que no ocurrió- algunos miembros de la Asociación de Estudiantes Progresistas (AEP) habían planeado hacer una performance quemando libros y un monigote y tirando petardos.

La juez aclara en la sentencia que "en ningún momento" duda del trabajo efectuado por el sargento que incriminó a los dos estudiantes, ya que actuó "en unas condiciones sumamente complicadas".

Tanto en El Vendrell como diferentes movimientos sociales habían pedido repetidamente la absolución de los dos jóvenes.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También