Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acusan a un vecino de Vila-seca de hacer pintadas políticas en las paredes del Castell

El imputado se ha negado a declarar este miércoles en la sede de la Policía Local. Decidim Vila-seca (ERC), partido con el que simpatiza, considera que la acusación es falsa y un ataque al independentismo

Jordi Cabré

Whatsapp
Domingo Llorenzo arropado por unas 85 personas antes de entrar en la comisaría de la Policía Local de Vila-seca.

Domingo Llorenzo arropado por unas 85 personas antes de entrar en la comisaría de la Policía Local de Vila-seca.

La calle Sant Antoni de Vila-seca, donde está la sede de la Policia Local de Vila-seca ha sido el epicentro informativo esta tarde de miércoles. A las 18 horas estaba citado a declarar Domingo Llorenzo, un vecino de la ciudad al que se le acusa de pintadas con espray en un contenedor y en las paredes del Castell, monumento catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN).

La acusación es grave, puesto que si se demuestra que es el autor del delito, tipificado en el artículo 321 del Código Penal, este vecino podría terminar con pena de cárcel y una fuerta multa: "Los que derriben o alteren gravemente edificios singularmente protegidos por su interés histórico, artístico, cultural o monumental serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años, multa de doce a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a cinco años. En cualquier caso, los Jueces o Tribunales, motivadamente, podrán ordenar, a cargo del autor del hecho, la reconstrucción o restauración de la obra, sin perjuicio de las indemnizaciones debidas a terceros de buena fe".

Hay que tener en cuenta que al daño se hace en un edificio protegido y que el delito es más grave porque se afecta al patrimonio. No obstante, hay que demostrar que Llorenzo es el autor de estas pintadas.

La historia que ayer movilizó a unos 85 simpatizantes de Decidim Vila-seca empezó a mediados de diciembre. Un vecino llamaba a la Policía Local a última hora de la tarde para denunciar a una persona, un hombre entrado en años y con barba, que estaba pintando en un contenedor las palabras CAT 155 T.C

Una de las pintadas en la fachada del Castell de .Vila-seca

La patrulla se acercó hasta las inmediaciones de la estación de tren, pero ya no localizó al presunto autor del grafitti. El hombre detalló físicamente como era y los agentes abrieron una investigación.

Pocos días después, en las paredes del Castell de Vila-seca, el mismo mensaje, el mismo color de espray y posiblemente la misma grafía del contenedor terminó con la identificación y localización de Domingo Llorenzo.

La Policía Local de Vila-seca citó al hombre para después de fiestas y le informó que se le investigaba por un delito de daños.

La noticia de la citación llegó a la cúpula de Decidim Vila-seca, que considera que las acusaciones a Llorenzo son una persecución al independentismo y que además son falsas.

La urna simbólica ha acompañado el acto de apoyo al acusado.

Esta tarde, minutos antes de las 18 horas, Llorenzo ha llegado acompañado de su abogado y de unos 85 simpatizantes de Decidim Vila-seca, que se han movilizado en las redes para arropar a este vecino ante lo que consideran un ataque al independentismo.

El acusado ha entrado a la comisaría con su abogado y ha salido sin declarar. Con esta decisión, la Policía Local cerrará el atestado y enviará la documentación al Juzgado, quien será el que asuma el caso y cite al investigado para dictaminar si es culpable o no del delito que se le imputa.

La presencia de los simpatizantes de Decidim Vila-seca ha ido acompañada de proclamas y de una urna de cartón con mensajes alusivos a la independencia de Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También