Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alertan de anomalías en las cuentas de Creixell entre los años 2006 y 2010

La Sindicatura de Comptes subraya que en 2007 se dejaron de ingresar cuotas de la Seguridad Social y lo califica de 'perseguible'
Whatsapp
La Sindicatura de Comptes ha estudiado la gestión del Ayuntamiento y ha detectado anomalías. Foto: Alba Mariné

La Sindicatura de Comptes ha estudiado la gestión del Ayuntamiento y ha detectado anomalías. Foto: Alba Mariné

La Sindicatura de Comptes de Catalunya ha detectado varias irregularidades en la gestión de las cuentas del Ayuntamiento de Creixell entre los años 2006 y 2010. Las expuso en un informe detallado que ha hecho público este miércoles, y en el que apunta, entre otras cuestiones, que entre 2007 a 2010 no hubo presupuesto, algo que denunció durante tiempo el actual gobierno, encabezado por Jordi Llopart.

Entre otras cuestiones, el informe -que concentra principalmente su estudio en el anterior mandato, con Teodor Fuster como alcalde- subraya que se han aprobado distintos expedientes de modificación de créditos extraordinarios correspondientes al capítulo de inversiones, «para los que no había crédito presupuestario». Además, apunta que los ingresos, en aquel periodo estaban sobrevalorados entre un 24 y un 27%, y se detectaron numerosos gastos «que no habían sido imputados en el presupuesto», refiriéndose a 7,8 millones de euros.

La Sindicatura manifiesta que a partir del 2007 el Ayuntamiento dejó de ingresar las cuotas a la Seguridad Social, «tanto a la cuota patronal como a la que corresponde a los trabajadores». Y señala que la situación se corrigió en 2011, «momento en el que el consistorio pidió aplazar y fraccionar el pago de la deuda contraída por este concepto, y le fue otorgado». Asimismo, el informe alerta de que, durante el periodo fiscalizado, «se otorgaron subvenciones al consistorio sin que éste estuviera al corriente en el cumplimiento de obligaciones con la Seguridad Social, aunque el alcalde declaró que sí que lo estaban». Es en este punto que el informe prosigue y afirma que estas actuaciones podrían ser perseguibles, tanto administrativamente como judicialmente.

 

Sin crédito presupuestario

El informe también apunta que en el periodo fiscalizado se hicieron pagos «pendientes de aplicar al presupuesto», que fueron autorizados sin disponer de crédito presupuestario.

La Sindicatura, tras su exhaustivo análisis, recuerda que en el año 2010 dos concejales del consistorio denunciaron delante de la Oficina Antifraude varias irregularidades relacionadas con la contratación de personal, y en 2014 la oficina elevó la denuncia en la Fiscalia Superior de Catalunya.

Además, subraya que los «elevados intereses meritados por la deuda contraída con el Ministerio de Hacianda han hecho que se haya incrementado en 2012 y 2013, ya que la cantidad retenida en concepto de participación de los municipios en los ingresos del Estado no cubría la totalidad de los intereses meritados».

El análisis del organismo de la Generalitat concluye que en el año 2012, Intervención del Ayuntamiento de Creixell contabilizó un reconocimiento extrajudicial de créditos de 1,7 millones de euros, correspondiente a obligaciones de ejercicios anteriores, sin tramitar el correspondiente expediente administrativo, para que fuera aprobado por el pleno.

Fue precisamente el actual gobierno local quien pidó a la Sindicatura que estudiara detenidamente sus cuentas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También