Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alertan del riesgo de bañarse junto al puerto de Coma-ruga o zambullirse desde el dique

Hace unos días un abuelo y su nieta resultaron heridos cuando las olas les arrojaron a las rocas

José M. Baselga

Whatsapp
El punto done muchos se bañan pese a estar prohibido.

El punto done muchos se bañan pese a estar prohibido.

Hace unos días un hombre y su nieta caminaban ensangrentados por las instalaciones del puerto de Coma-ruga. Cuando el personal les vio acudió a atenderles mientras se esperaba la llegada de los equipos de emergencia.

El hombre explicó que se estaba bañando con su nieta junto a la  bocana del puerto y que el oleaje les estampó contra las rocas. Como pudieron, treparon por el dique y caminando sobre los pañoles (los compartimientos para guardar material los navegantes) lograron entrar en el puerto.

Golpes
Los sanitarios atendieron a los heridos que presentaban magulladuras y arañazos por todo el cuerpo debido a los golpes contra las rocas. Y un gran susto, explica la gerente del Club Nàutic de Coma-ruga, que gestiona el puerto.

La prohibición de baño está señalizada.


La situación vuelve a poner de manifiesto el peligro de bañarse junto a los espigones del puerto y la bocana de entrada. De hecho, está prohibido y así lo indican unas grandes señales y la bandera roja permanente cuando hay servicio de socorrismo,

Señalizado
Desde el puerto señalan que, a pesar de las señales y de las indicaciones de socorristas, e incluso en algunas temporadas de la Policía Local, todavía son muchos los que optan por jugarse la vida bañándose en una zona donde la presencia de las barreras de piedra genera que haya remolinos y socavones en la arena.

La situación vivida con el caso del abuelo y la nieta heridos hace unos días ha llevado a que desde el puerto se reitere el aviso de precaución. Para evitar bañarse en zonas prohibidas. Y también para que nadie se tire de cabeza desde las rocas de los diques.

De cabeza
También es una práctica prohibida y señalizada como tal. Pero todavía hay muchos que se lanzan al mar desde estas rocas con los riesgos de lesiones medulares que pueden causar.

Las mareas, corrientes y oleaje modifican constantemente el perfil de la costa y donde cubría, pocos días después puede hacerse pie. Al lanzarse de cabeza, o incluso de pie, creyendo que hay profundidad, el bañista puede impactar contra el fondo sufriendo heridas graves.

Alerta
Desde el puerto de Coma-ruga avisan de la irresponsabilidad a quienes ven bañarse junto a las rocas o lanzarse desde ellas, pero señalan que no pueden estar permanentemente vigilantes y que debería ser responsabilidad de los bañistas quien evite esas prácticas. De hecho es totalmente desaconsejable si se desconoce la profundidad exacta del lugar.

Hace unos años tras unas muertes por ahogamiento junto al puerto de Coma-ruga, la Policía Local vigiló la zona para multar a quienes desoyesen las indicaciones de las señales o de los socorristas.

Temas

Comentarios

Lea También