Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alquila y cobra tres veces una habitación en Salou sin que nadie pueda ocuparla

Mossos detuvo el hombre el pasado lunes día 13 y le acusó de estafa. El juez ha decretado libertad con cargos.

Diari de Tarragona

Whatsapp
La habitación alquilada ficticiamente estaba en la calle Girona de Salou. FOTO: Google

La habitación alquilada ficticiamente estaba en la calle Girona de Salou. FOTO: Google

Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado lunes 13 de mayo a un hombre de 43 años, vecino de Salou, como presunto autor de tres delitos de estafa y amenazas.

El detenido fue denunciado a finales del pasado mes de abril y a principios de mayo por tres personas las cuales aseguraron que le habían alquilado una habitación en un apartamento de su propiedad ubicado en la calle Girona de Salou. 

En el primer caso la víctima ingresó a mitad de diciembre del año pasado a la cuenta bancaria del estafador un total de 500 euros, la mitad correspondiente al alquiler de la habitación y la otra al depósito de la fianza. Posteriormente, el propietario le exigió un adelanto de 50 euros más de la cuota para poder ocupar la habitación. 

La segunda víctima avanzó 400 eurs de alquiler y fianza a finales del pasado mas de abril para poder acceder en la habitación. En el tercer caso el interesado en la misma habitación abonó también a finales de los pasado mas de abril 500 euros, de los cuales 100 € correspondían a la reserva, 150 € más a la fianza y 250 € por avanzado de una mensualidad de alquiler.

En ninguno de los tres casos las víctimas pudieron ocupar la habitación por la cual habían pagado después de recibir todo tipo de excusas. Para no devolver este dinero, el detenido los denunció por haberse quedado supuestamente objetos y dinero que había en su casa. Además de varias amenazas verbales, una de las víctimas acusó el propietario de estar también detrás de unos daños que le causaron a su vehículo. 

Los agentes dieron credibilidad a los engaños, amenazas y coacciones del detenido, así como a la falsedad de sus denuncias contra las víctimas y la formalización verbal de contratos ilícitos de alquiler por los cuales mayoritariamente cobraba en metálico. 

Con todos estos elementos el hombre fue detenido y ayer pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Tarragona, que decretó su libertad con cargos.

Temas

Comentarios

Lea También