Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Altafulla abre el Camí de Ronda y refuerza la imagen de su litoral

Costas se ha encargado de un tramo, y el consistorio ha asumido el otro. La idea es ampliarlo todavía más en un futuro
Whatsapp
Algunos vecinos ya paseaban ayer por el Camí, con las obras terminadas. Foto: Pere Ferré

Algunos vecinos ya paseaban ayer por el Camí, con las obras terminadas. Foto: Pere Ferré

El Camí de Ronda de Altafulla ya está prácticamente terminado. Sólo quedaban por solucionar algunas cuestiones de iluminación, pero esta misma semana se abrirá al público, con la voluntad de dar servicio a los altafullenses y a los visitantes. «Será un lugar por donde puede pasar todo el mundo. Esto dignifica mucho la fachada marítima. Y será un servicio del que gozarán nuestros vecinos, pero también quienes vengan de fuera», señala el alcalde, Fèlix Alonso.

Alonso se muestra satisfecho. «Cuando toca criticar, debemos criticar. Pero cuando es el momento de agradecer, también hay que saber hacerlo. En este caso, la dirección general de Costas se ha comportado y ha realizado una inversión importante para Altafulla», señala Alonso. La obra consta de dos partes: una a cargo de Costas y la otra del consistorio. Asimismo, la dirección general de Costas redactó un proyecto para actuar en un tramo del camino, comprendido entre la playa del Canyadell y las escaleras que desembocan en la calle Isidrot. En este espacio, se amplió un tramo del paseo, construyendo un nuevo muro de piedra; se instalaron barandillas de protección en los puntos con más desnivel, y nueva iluminación. También se abrió un nuevo acceso con rampa a la playa y se acondicionó el firme con hormigón impreso. El presupuesto del Ministerio para esta actuación es de 37.000 euros.

Por su parte, el Ayuntamiento desarrolló un segundo tramo del camino, desde las escaleras que dan a la calle Isidrot hasta la conexión con el paseo del Fortí. Las actuaciones que en este caso se han realizado son de desbroces y la estabilización del camino y la instalación de barandillas de madera en los puntos que tienen más desnivel. Además, se ha instalado nueva red de iluminación y farolas, que era inexistente en este tramo, y se ha construido una rampa acabada en madera para el inicio del camino. El coste de estas obras es de 17.500 euros.

Los trabajos se han desarrollado durante los últimos dos meses, y actualmente lo único que queda pendiente es ultimar los detalles en cuestiones de iluminación. Sin embargo, y según señala el alcalde, la idea es que «todo quede listo y el espacio pueda abrir al público esta misma semana».

 

Ampliar la red

A partir de aquí, la voluntad del Ayuntamiento es ampliar la red para llegar a la playa Altafulla. Pero podrían hallar complicaciones. «En su día, hace años, permitieron que se edificara en lugares donde no debería haberse permitido. Y ahora nos encontramos con que, por donde debería pasar, hay jardines privados», lamenta Alonso, quien añade que el tramo que abrirá ahora es «un gran paso para Altafulla».

Mientras, sigue la espera de conseguir dar forma a todo el Camí de Ronda para terminar el circuito.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También