Más de Costa

Costa DE PASEO POR...

Altafulla, auténtica esencia mediterránea

La localidad hermana mar y montaña y cuenta con un legado de la época medieval, en el que destaca su imponente castillo

BLANCA CASTELLVÍ

Whatsapp
Majestuoso castillo de Altafulla del siglo XVII. Foto: P.F.

Majestuoso castillo de Altafulla del siglo XVII. Foto: P.F.

Altafulla hace de enlace entre el mar y la montaña. El municipio se encuentra ubicado en el margen izquierdo del rio Gaià, entre la montaña de Sant Joan y la de Sant Antonio. Altafulla tiene tres núcleos de población: Altafulla centro; baixamar que es el barrio marinero; y Brisas de Mar, situado al norte de la localidad. El pueblo fue declarado bien cultural de interés nacional el año 1998 por la Generalitat de Catalunya por la Vila Closa y sus calles. Dos años más tarde fue, también, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco gracias a la Vil·la Romana dels Munts.

Orígenes e historia

El origen de Altafulla se remonta a la época medieval, a mediados del siglo XI, y fue fundada a consecuencia de las campañas de Ramon Berenguer I. La posición elevada significaba cierto desplazamiento respeto el hábitat romano de la Vil·la Romana dels Munts, lo que permitía protegerse en mayor medida de la costa y hacer de la fortaleza un espacio dominante en la zona. Con todo eso, el castillo de Altafulla dispone, aún, de una posición privilegiada fiel a las condiciones de la ocupación feudal en el siglo XI.

Durante los siglos XVII y XVIII la Vila Closa experimentó un crecimiento urbanístico lo que se plasmó en una expansión hacia el mar. El siglo XVIII, pues, Altafulla vivió un periodo de esplendor económico debido a la comercialización de los productos agrícolas mediante el transporte marítimo.

¿Qué visitar?

El municipio consta de distintos rincones atractivos para visitar. Para empezar podemos dirigirnos hacia la Vila Closa que es el antiguo núcleo medieval envuelto por la muralla. Este lugar formado por casas construidas durante el siglo XVIII fue declarado bien cultural de interés nacional en 1998. La muralla que se situaba alrededor de la Vila Closa es lo que mencionamos como la Antiga Muralla. Un recorrido bonito a hacer en el centro de Altafulla, pues, es reseguir su perímetro, especialmente por el lado del castillo y pararse a contemplar sus dos torres cantoneras.

El castillo de Altafulla tiene mucha historia y el edificio actual que vale realmente la pena contemplar es del siglo XVII. Este se conserva en perfecto estado. No obstante no se puede acceder a su interior para visitarlo ya que es de propiedad privada.

Una de las plazas más bonitas de Altafulla y de la cual no debemos olvidarnos es la Plaça del Pou. En uno de los ángulos de esta se encuentra el monumento a los Castells que fue inaugurado en 1989. El artista local que hizo la obra es Martí Royo y está hecha de arcillar cocida. Representa un pilar de vuit amb folre i manilles, a escala natural, para conmemorar la construcción que consiguieron la Colla Vella Xiquets de Valls en esta misma plaza.

Si nos acercamos a la playa topamos con un espacio que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Se trata de la Vil·la Romana dels Munts donde se hacen visitas teatralizadas todos los días del año a excepción de los lunes. Fue construida en el siglo IdC y en ella residieron Valerius Avitus Caius, un gran mandatario de Tárraco y su mujer.

La costa de Altafulla también es muy atractiva y se caracteriza por fina arena dorada y pequeñas calas salvajes escondidas tras calmados senderos mediterráneos. Un ejemplo sería la playa del Cañadell que ha sido premiada como ‘platja verge’ por el Grup Ecologista de Tarragona i l’Ebre d‘Ecologistes en Acció de Catalunya (GETE-Eeac).

Y Altafulla también dispone de bonitos senderos para dar un paseo por la naturaleza entre los cuáles podemos destacar el que nos lleva hasta la desembocadura del rio Gaià y la Ronda Verda del Baix Gaià. Esta segunda empieza en los alrededores de la ermita de Sant Antoni y durante la excursión podemos contemplar, también, la Ruta dels Castells del Baix Gaià que está formada por numerosas fortificaciones que ponen en evidencia el pasado románico y medieval del territorio.

Temas

Comentarios

Lea También