Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Altafulla tiene la primera playa de Europa con punto de recarga y wifi

Se trata del proyecto Water Green Project, que aprovecha el sobrante de presión del agua de la red de tuberías de suministro de Altafulla para generar más de 1.000 kwh al año de energía mediante una turbina y que ha costado 40.000 euros

EFE

Whatsapp
Playa de Altafulla. Foto: ACN

Playa de Altafulla. Foto: ACN

El Ayuntamiento de Altafulla cuenta con la primera playa de Europa con una estación de recarga de dispositivos electrónicos y servicio wifi que genera energía con la presión del agua, informa el consistorio.

Se trata del proyecto Water Green Project, que aprovecha el sobrante de presión del agua de la red de tuberías de suministro de Altafulla para generar más de 1.000 kwh al año de energía mediante una turbina y que ha costado 40.000 euros.

No se conoce ninguna playa urbana que cuente con un dispositivo de estas características en toda Europa, de acuerdo con las conclusiones del Congreso Mediterráneo de Smart Green Cities.

La concejal de Urbanismo, Marisa Méndez-Vigo, señala que es "un sistema pionero en Europa que se alimenta por la energía renovable generada por la propia red municipal de abastecimiento de agua".

El proyecto se enmarca dentro del plan de mejora de la red de tuberías de suministro de agua en el Barrio Marítimo y cuyo funcionamiento compara el jefe de servicio de Aguas de Altafulla, Jordi Aran, con "una dinamo de una bicicleta", y detalla que una turbina transforma la presión del agua en energía eléctrica limpia y continua.

Si el sistema da buenos resultados, se instalarán más en todo el municipio, ya que también puede aprovecharse como puntos de recarga de vehículos eléctricos, suministro parcial del alumbrado público y alimentación de bombas, instrumentación y equipos más complejas

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También