Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Altafulla vivirá una boda de alta alcurnia y con nombres relacionados con los Borbón

La iglesia parroquial de Sant Martí de Tours será el escenario el sábado del enlace del hijo del marqués de Tamarit

Eduard Castaño

Whatsapp
Altafulla vivirá una boda de alta alcurnia y con nombres relacionados con los Borbón

Altafulla vivirá una boda de alta alcurnia y con nombres relacionados con los Borbón

Altafulla vivirá el sábado un enlace muy especial. Se trata de una boda de la alta sociedad  con peculiaridades familiares históricas. Muchos títulos nobiliarios en una unión que ha concentrado buena parte de la curiosidad social.

Juan José Suelves Osorio, vizconde de Montserra e hijo del marqués de Tamarit, contraerá nupcias con Beatriz Febres-Cordero Dorado. La ceremonia tendrá lugar a las siete de la tarde en la iglesia parroquial de Sant Martí de Tours de Altafulla, una basílica  arraigada a la historia ya que se construyó entre 1701 y 1705 bajo estilo neoclásico. Precisamente, en su fachada se encuentra una imagen de Sant Martí de Tours. La contrucción sufrió graves desperfectos durante la Guerra Civil, aunque conserva todavía un retablo barroco de 1745.

La invitación al enlace recuerda que el matrimonio «será administrado por don Antonio Pedro Martínez Subías, canónigo de la S. I. Catedral Metropolitana de Tarragona». La ceremonia contará con la intervención del coro ‘Nous Rebrots’ de Altafulla, dirigido por Daniel Català. Luego, la cena tendrá lugar en el Castell d’Altafulla (también conocido como Castell de Montserrat), edificio anexo que se halla en buen estado de conservación ya que fue reconstruido a partir de unos planos del siglo XV.

Y, dado que está de moda realizar una serie de ruegos a los invitados del enlace, los hombres deberán vestir traje oscuro y corbata y las señoras, «zapato cómodo».

La boda será todo un gran acontecimiento social que reunirá a muchos grandes nombres de la esfera nacional e internacional. 
Pero la relevancia del enlace no queda sólo en esos detalles, dado que los padres del novio son Juan José Suelves de Figueroa, marqués de Tamarit, y María de Osorio y Beltrán de Lis, condesa de Villaumbrosa. Es por ello que se espera la asistencia de numerosos miembros de la familia y de la aristocracia española.

Por ejemplo, a la cita no faltarán las hermanas del novio, Inés y Lucía. Tampoco lo hará María Suelves Figueroa, tía del novio y que enlaza con el extenso clan de los condes de Romanones al tiempo que desciende del rey Carlos IV por su bisabuela Blanca de Borbón y de León, condesa de Romanones. En la misma iglesia que su sobrino, el 18 de diciembre de 1981 se casó María Suelves con Francis Franco, nieto del dictador Francisco Franco.

El escenario de aquella boda no fue por casualidad, ya que la hija de los marqueses de Tamarit veraneaba desde pequeña en la localidad. Por eso, eligieron Altafulla para aquella gran boda, que estuvo presidida por la abuela del novio, Carmen Polo, y el duque de Cádiz, separado después de Carmen Martínez-Bordiu.

La elección del enlace resultó menos sentimental y más práctica: la fortaleza parece inexpugnable para los paparazzi. La intimidad entonces estuvo asegurada.

Temas

Comentarios

Lea También