Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Amenazan a una niña de 13 años por pintar lazos amarillos en Cambrils

Su madre fue en su busca en la noche del domingo en coche. Le golpearon el vehículo y ella condujo en contradirección y doblando la tasa de alcohol permitida por ley.
Whatsapp
El coche encima de la acera de la madre de la menor supuestamente agredida. Avenida Adelaida de Cambrils.

El coche encima de la acera de la madre de la menor supuestamente agredida. Avenida Adelaida de Cambrils.

La jornada electoral del domingo en Cambrils empezó de color amarillo y pudo terminar teñida de rojo. El Comitè per la Defensa de la República (CDR) de la ciudad había convocado a sus miembros para expresar la solidaridad por los "presos políticos" y llenó de lazos amarillos todas las barandillas de la riera, farolas y las letras con el nombre del municipio situadas delante de la sede del Patronat de Turisme. La quedada tenía por título: "la Riera serà sempre groga".

Un centenar de vecinos del CDR colocando lazos amarillos en la ciudad.

La acción reivindicativa contó con la participación de cerca de un centenar de cambrilenses, que utilizaron bolsas de basura de este color para hacer los lazos y atarlos con fuerza a las estructuras en un día bastante ventoso.

La nueva decoración no acabó de gustar a algunos vecinos, que mostraron su descontento en las redes sociales. «Es una vergüenza que se usen espacios públicos para reivindicar la independencia y que el ayuntamiento no haga nada para evitarlo», comentó uno de ellos.

Por la tarde, la brigada de limpieza 

El descontento en las redes motivó que grupos de personas, aparentemente sin coordinación política, se citara a media tarde para quitar los lazos amarillos de la mañana. Con cútters o objetos cortantes, los vecinos fueron "limpiando" estas tiras de plástico. Una treintena de vecinos se citaron por redes sociales, han señalado algunas fuentes.

Poco después de las siete de la tarde, dos niñas de 13 años, estaban pintando lazos amarillos cerca del cauce de la Riera, en la avenida Adelaida, y se encontraron con este grupo de personas que precisamente hacían lo contrario.

El padre de la menor, que prefiere mantenerse en el anonimato, ha afirmado al Diari que las dos amigas pasaban por el puente de la riera a la altura de la calle de Santa Joaquima de Vedruna.

Allí fueron recriminadas por esta gente que estaba sacando los lazos amarillos del puente. "A mi hija la amenazaron con un objeto cortante, creo que fue un cútter y la insultaron", explica. Huyó a la carrera bajando al cauce del río y se dirigió a casa de su padre. La amiga hizo lo mismo: se fue a su casa.

"Llegó muy asustada y según los hechos relatados, me personé en la comisaría de la Policía Local para denunciar lo ocurrido", explica el padre. Hasta última hora de este lunes, la denuncia por amenazas no se plasmó. La razón, según los padres, ha sido la falta de personal para poder gestionar la denuncia.

La madre y el jetlag

Antes de que la menor llegara a casa de su padre, informó con mensajes de voz a su madre (los padres están separados) de lo que le había ocurrido: insultos, amenazas y una carrera tras ver los cútters en manos de los que quitaban los lazos amarillos.

"Estaba en casa cenando y con el pijama puesto", admite la madre que ha accedido ha hablar con el Diari. Acababa de cruzar el Atlántico y tiene jetlag, admite.. Tras escuchar la voz de pánico de su niña, dejó la cena y sin cambiarse bajó a por el coche y se fue en su busca.

"No sabía dónde estaba y empecé por allá donde me había dicho que había huído, en la pasarela más cercana del Ayuntamiento", narra. Al no encontrarla, arrancó de nuevo su coche y cogió un tramo de vía en contradirección (por las obras de derribo del puente de la N-340) llegando a la altura del supermercado Mercadona de la avenida Adelaida.

Allí se encontró con un grupo de personas que estaban quitando lazos y entre los asistentes había dos concejales: David Chatelain (PP) e Imanol Rico (Ciutadans). Ambos admiten que desconocen el caso de insultos y amenazas a la menor y coinciden en remarcar que el acto de "limpieza" no estuvo organizado por ninguno de los dos partidos políticos. Pero sí reconocen que participaron en él.

La madre de la niña se encaró con ellos y el grupo de personas también la increpó. el tono de la discusió subió. Algunos de ellos, según la mujer, propinaron patadas al coche e incluso se subieron al capó. Otras versiones señalan que sólo se golpeó el coche cuando arranco de forma descontrolada.

Las abolladuras del turismo son la prueba principal de la mujer, que también ha presentado denuncia. Además, "tuve que ir al Hospital Lleuger de Cambrils por un fuerte golpe en el codo", asegura. 

Lo cierto es que tras un intercambio de palabras subidas de tono, la mujer se volvió al coche y arrancó, nerviosa, subiéndose encima de la acera. Algunos de los que había cerca se apartaron e incluso han explicado que hubo intento de atropello. Ella lo niega y en el vídeo ustedes mismos pueden juzgarlo. Este vídeo también está en manos de  la Policía Local de Cambrils.

 

 

La mujer bajó de la acera y giró en la primera calle que pudo para salir de la contradirección en la que se había metido. Allí una patrulla de la Policía Local de Cambris le dio el alto. Le pidió la documentación y le pidió que se sometiera a la prueba de alcoholemia, con un resultado positivo de 0,50 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado (mg/l), el doble que permite la ley. "Bebí una copa de vino en la cena y admito que si di positivo fue por ello", reconoce.

Según explica la Revista Cambrils, El grupo de personas que arrancaban los lazos también se hizo una denuncia contra la mujer. Y ante el cruce de versiones, la Policía Local ha decidido reunir todas las pruebas para dictaminar las posibles infracciones o delitos de los presentes.

Temas

Comentarios

Lea También