Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ana Ortega: Una cantante de ‘la voz’ al alma

Reportaje. Ana Ortega, que empezó cantando en locales de Salou, fue concursante de La Voz, en 2013, y ahora sigue su carrera en Ibiza

ELISENDA ROVIRA

Whatsapp
Ana Ortega ha compuesto una veintena de temas de música electrónica bajo el nombre artístico de Ann Shine. FOTO: CEDIDA

Ana Ortega ha compuesto una veintena de temas de música electrónica bajo el nombre artístico de Ann Shine. FOTO: CEDIDA

«De pequeña, en mi casa la música era como el aire, no podía faltar». Así fue como Ana Ortega empezó su carrera en el mundo de la música. Todo empezó allí. Después de muchas clases de canto, un año de academia y distintos proyectos musicales, individuales y colectivos, la cantante apostó todo por la música.

En 2013, esta canaria que con 16 años se trasladó a vivir a Salou, decidió presentarse a la segunda edición de La Voz (Telecinco), un sueño a la vez que una oportunidad para llegar a más personas, conocer grandes artistas y enriquecerse musicalmente. Can’t take my eyes off you de Frankie Valli fue el tema que interpretó en las audiciones a ciegas y que hizo dar la vuelta a la butaca de Rosario Flores, quien se convirtió en su coach durante dos semanas. Su paso por La Voz se convirtió en otra escuela para Ortega. A pesar de que des del sofá de casa un duelo en el concurso puede vivirse como el más competitivo de los desafíos, parece ser que desde dentro todo se convierte en un proceso de aprendizaje colectivo.

Ni siquiera el ganador de la final de La Voz tiene el éxito garantizado en su futuro musical. Así pues, ¿cuál es la fórmula para poder dedicarse a la música? Para Ana Ortega la receta del éxito es trabajar en lo que le hace feliz y en consecuencia, «dedicarle tiempo, esfuerzo, perseverancia, mucho amor y paciencia, porque no todo llega cuando queremos».

Su participación en La Voz, uno de los concursos de talento musical más visto en televisión y que en aquel momento no competía en audiencia con Operación Triunfo, le llevó a enfocar sus temas propios a la música electrónica y de baile. Fue así como sacó al mercado 20 canciones. Muchas de ellas forman parte de unos 120 remixes de productores de todo el mundo. Para esta etapa musical de su carrera, se conoce como Ann Shine, el nombre artístico que escogió para este estilo electrónico.

Actualmente la música le permite viajar, conocer mundo, dedicarse tiempo a sí misma y en resumen, ser plenamente feliz cuando sube al escenario. Esto también supone estar lejos de su familia y amigos durante un tiempo, y por ello dice que «los lleva siempre en el corazón dondequiera que vaya».

A pesar de que el estilo electrónico protagonice su actividad creativa, Ana Ortega disfruta la interpretación de otros estilos como el jazz, el soul y el blues, cuya inspiración la ha encontrado en grandes artistas: Etta James, Nina Simone, Stevie Wonder o Amy Winehouse son algunos de ellos.

La cantante quiere seguir componiendo, pero ahora centrándose en aquellos estilos que «llegan más al alma». Una carrera musical que empezó en casa inspira su proyecto musical actual. Junto con su amigo François Caballero fusionan boleros y otros estilos con bossa nova en un acústico «para quienes quieran escucharlo». Su padre siempre le pedía que cantara boleros y prometió cantarlos para él. Este invierno su padre falleció de cáncer y Ana ha llevado consigo a Ibiza los boleros que había de cantarle a su padre.

Temas

Comentarios

Lea También