Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Atracar en familia: El padre espera fuera a que el hijo robe en gasolineras del Penedès

En el asalto de Bellvei disparó contra las estanterías para intimidar a los trabajadores. El juez decreta prisión para los dos

José M. Baselga

Whatsapp
Para los asaltos el hijo amenazaba a los empleados con una escopeta.

Para los asaltos el hijo amenazaba a los empleados con una escopeta.

Fueron el terror de las gasolineras del Penedès durante unos meses. Dos hombres cometían atracos violentos a estaciones de servicio y en pocas semanas fueron cuatro las asaltadas. Entraban con la cara cubierta con pasamontañas y cascos de motorista y con una escopeta de cañones recortados.

En algunos de los asaltos llegaron a disparar contra las estanterías e incluso encañonaron a los trabajadores de la gasolinera para intimidarlos.

El primer asalto que se les atribuye es el 31 de enero en Sant Martí Sarroca (Alt Penedès), de donde se llevaron 1.430 euros y un teléfono móvil de alta gama. Pero ese atraco fue el punto de partida de una espiral que alarmó a las gasolineras.

Aquí te espero

La sorpresa ha sido que los dos atracadores eran padre e hijo. De 68 y 38 años y que estaban perfectamente coordinados. Mientras el hijo atracaba la gasolinera, el padre le esperaba con una furgoneta en marcha para huir.

En uno de los asaltos (11 de febrero Alt Penedès) dispararon en repetidas ocasiones contra las estanterías del establecimiento. Lo mismo que hicieron en la estación de servicio de Bellvei el 5 de marzo en el que fue el cuatro atraco en familia. Antes también habían actuado el Olesa de Montserrat.

El patrón de los robos era siempre el mismo. Buscaban el mismo tipo de gasolineras por su ubicación, la franja horaria y que antes de los asaltos robaban un ciclomotor en una zona próxima.

El atracador hijo llegaban a establecimiento con la moto robada y tras el asalto huía con su padre en la furgoneta que esperaba en una zona próxima.

La furgoneta

La investigación de los Mossos d’Esquadra se centró en un ladrón reincidente y que relacionaron con una furgoneta . El vehículo pertenecía al padre del atracador y se usaba para seleccionar a las gasolineras que serían atacadas y con las que posteriormente se huía.

Los Mossos localizaron la furgoneta en Olesa de Montserrat y dentro había un casco de moto que coincidía con las descripciones facilitadas en las gasolineras asaltadas.

Dispositivo

Comenzó entonces un dispositivo para detener a los ladrones. Al hijo lo detuvo en un centro comercial de Martorell y al padre en su casa de Olesa.

En la vivienda se encontró material empleado en los asaltos como el casco, ropa, pasamontañas y la escopeta, cartuchos y documentación de una trabajadora de una gasolinera asaltada. Tras el arresto el juez ha decretado prisión para padre e hijo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También