Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Auditorios a medias y sin fecha para ver la luz en Cambrils y Torredembarra

El gobierno cambrilense ha presentado una propuesta para mantener la subvención. Algo que ya se vivió en La Torre

C.Sierra / C.Marsiñach

Whatsapp
Aspecto actual del edificio del Teatre Auditori de Cambrils,  al lado de la estación de autobuses. FOTO: Alba Mariné

Aspecto actual del edificio del Teatre Auditori de Cambrils, al lado de la estación de autobuses. FOTO: Alba Mariné

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cambrils está trabajando para buscar una salida al Teatre Auditori. Hace unas semanas, la alcaldesa, Camí Mendoza, y el concejal de Cultura, Lluís Abella, se reunieron con la Generalitat para presentarles una propuesta para poder continuar la construcción del equipamiento y mantener la subvención otorgada por la administración catalana.

«Ahora la pelota está en su tejado», apuntó el edil en el debate sobre el estado del municipio que se celebró hace solo unos días. En su momento, la Generalitat concedió en el mandato 2007-2011 una dotación de cerca de un millón de euros para impulsar el edificio. Sin embargo, las obras se pararon a finales de 2010 y dejó una estructura de cimiento que ha sido objeto de actos vandálicos y que se ha convertido en un quebradero de cabeza para los diferentes equipos de gobierno que han sopesado varias opciones para desencallar esta situación.  

El Ayuntamiento de Cambrils ha presentado una propuesta al Govern. Ahora espera respuesta

Uno de los problemas a los que han tenido que hacer frente en estos ocho años ha sido el reclamo de la Generalitat. «Se otorgó la subvención con la condición de que este proyecto súper desmesurado estuviera abierto, pero con la crisis económica se tuvo que parar y por ello pidieron la devolución del dinero», señaló Abella. Por este motivo, en el mandato anterior y el actual se han hecho varias gestiones para mantener la aportación económica. Ahora el gobierno está a la espera de que la administración acepte o no una propuesta de la que no han querido desvelar detalles. 

En marzo de este año el gobierno incluyó en el paquete de inversiones de tres millones de euros una partida inicial de 7.165,61 euros destinada al equipamiento. Una decisión que fue muy comentada por la oposición, que en el pleno extraordinario que se celebró ese mes preguntó por la finalidad de este paso.

Hace 8 años hace que se paralizaron las obras del auditorio de Cambrils, tras  la primera fase

En su momento, fuentes del consistorio apuntaron al Diari que la partida se había abierto «para poder realizar las acciones que correspondan», y que incluso la cifra se podía ampliar con nuevos ingresos en función de la disponibilidad de los recursos, por ejemplo, con el remanente de tesorería. Una operación que se anunció justo en la semana que se cumplían diez años de la colocación de la primera piedra del edificio. 

El arquitecto Ramon Sanabria fue el responsable de diseñar el Teatre Auditori, que inicialmente tenía una superficie construida de 7.890 metros cuadrados que se distribuían en una planta baja y cuatro plantas más, además de un sótano.

Dos fases

El presupuesto total del proyecto era de 12,1 millones de euros que se repartieron en dos fases. La primera, con 5,3 millones de euros, contemplaba la construcción de la estructura y de las cubiertas; mientras que la segunda, de 6,8 millones de euros, contemplaba las divisiones interiores, cierres y los acabados del edificio. La primera parte terminó en 2010 y la segunda nunca llegó a empezar. Además, se planteó una tercera fase para acoger la Escuela de Música.
En estos años, tanto en el mandato de Mercè Dalmau como en el de Camí Mendoza se han analizado distintas opciones para desencallar el proyecto. Hace dos años, Mendoza apuntó que se realizaría un estudio para ver si era viable abrir solo una parte del edificio y valorar si era necesaria la colaboración privada.

Un caso similar en La Torre

Torredembarra vivió una historia similar. La obra del Teatre Auditori de la localidad también quedó paralizada en el año 2010 por un incremento del coste. Estuvo más de seis años en situación de abandono. Durante ese tiempo sufrió saqueos en distintas ocasiones y  actos vandálicos. Estas destrozas fueron algunas de las causas, junto a los retrasos en las licitaciones, de la desviación presupuestaria del proyecto inicial del teatro. 

El Ayuntamiento de Cambrils ha presentado una propuesta al Govern. Ahora espera respuesta

El Ayuntamiento lleva invertidos 3,2 millones en el teatro desde su obra inicial en 2008.  La adecuación del vestíbulo tuvo un coste de 222,000 euros. Se habilitó el vestíbulo como sala para acoger conciertos, exposiciones y obras teatrales. En su día el espacio estaba contemplado como la recepción del teatro pero el gobierno adaptó el proyecto para dar vida al edificio aunque tan solo fuera de forma parcial.

Imagen del auditorio de Torredembarra, que abrió parcialmente pero sigue sin terminar. FOTO: Fabián Acidres

El equipo de gobierno se vio forzado a abrir el equipamiento tal y como exigía la Generalitat. Si no ponían en marcha la instalación cultural el consistorio se hubiera visto obligado a retornar la subvención de poco más de 600.000 euros que en su día les otorgó la Generalitat.  

Esta sala, que se inauguró en mayo del 2017 se nombró Sala del Mar. Cuenta con 550 metros cuadrados útiles, con capacidad para cien personas, un escenario de módulos movible, cortinajes específicos y desde su apertura ha acogido espectáculos de teatro, actividades infantiles, conciertos de pequeño formato y exposiciones. Durante este último año el espacio ha acogido también diferentes jornadas y congresos como por ejemplo el Open d’Escacs de Torredembarra, el Festival de Magia o unas Jornadas de turismo en la playa.

Actividades en el vestíbulo 

En la última entrevista con el Diari, la concejal de cultura Núria Batet, se mostró satisfecha declarando que «al vestíbulo le damos mucho uso a nivel de actividades más centradas en el pequeño formato». 

El Ayuntamiento no tiene previsto renovar la Sala del Mar durante este 2018. Las últimas adecuaciones que se llevaron a cabo en el equipamiento fueron a finales del año pasado y a principios de este. Entonces se instaló la calefacción y también el aire acondicionado, por un importe total de 24.744 euros con IVA incluido. De cara el 2019 la idea del consistorio es mejorar la iluminación y la megafonía pero aún no hay nada cerrado, señalan fuentes municipales. El proyecto avanza, pero muy lentamente.
 

Temas

Comentarios

Lea También