Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aumentan los cultivos indoor de marihuana en Calafell

La elevada rentabilidad de las plantaciones por la demanda de países europeos hace que las bandas incrementen la producción

José M. Baselga

Whatsapp
Decomiso de marihuana en Calafell.

Decomiso de marihuana en Calafell.

En el último año se han intervenido en Calafell 2.000 plantas de marihuana y ha habido 8 detenidos relacionados con esos cultivos principalmente ubicados en casas de urbanizaciones alejadas del centro urbano y ocupadas de manera ilegal.

La Guardia Civil, el cuerpo que investiga el delito en el Baix Penedès, ha presentado los datos en la Junta de Seguridad Local. Destaca que para esas intervenciones es imprescindible la colaboración ciudadana ya que las casas usadas para los cultivos no están en las rondas de las patrullas.

Bandas organizadas
Los cultivos que se localizan son cada vez más numerosos, lo que confirma que detrás hay bandas organizadas que colocan la droga en el mercado nacional e internacional, donde hay una creciente demanda por el aumento del precio en países como Francia, Alemania o Finlandia.

La elevada demanda hace que aumenten los cultivos indoor.

Los niveles de producción detectados no son para consumo propio. Tampoco para sortear la crisis y la falta de trabajo. Las producciones pertenecen a grupos organizados, en muchos casos con contactos internacionales. Los detenidos son los cuidadores que aceptan la misión ante la falta de un empleo.

Todo el Baix Penedès
La situación no es única de Calafell. En El Vendrell el pasado año se encontró una gran plantación en una nave industrial del polígono Les Mates y hace unos días otra de menor tamaño en un local del mismo polígono. Pero la Guardia Civil también ha desmantelado plantaciones en Llorenç del Penedès, Sant Jaume dels Domenys...

La Policía Local de Calafell elaboró un mapa de las casas ocupadas para investigar en las que podría estar realizándose una plantación. También se mantienen contactos con las compañías eléctricas para detectar las propiedades en las que hay un consumo anormal de energía.

El control del gasto eléctrico ayuda a detectar plantaciones.

La proliferación de cultivos es por la alta rentabilidad del producto. Una plantación de 500 plantas puede generar al año unos 80.000 euros. En Catalunya un gramo cuesta 5 euros frente a los 10 de Francia o los 18 de Finlandia.

Las penas a las que se enfrentan los detenidos son de entre 1 y 3 años de prisión, pero hasta ahora difícilmente acababan en la cárcel. Sin embargos fuentes jurídicas señalan que hay que esperar a las próximas sentencias ya que puede haber muchas sorpresas y que haya un incremento de encarcelamientos que hasta ahora eludían la prisión.

Temas

Comentarios

Lea También