Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bonmont estrena su ‘resort’ orientado a la salud, el descanso y el bienestar en Mont-roig del Camp

Calidad hotelera. The Westin Bonmont Golf Resort &Spa, de cinco estrellas superior, abre finalmente sus puertas el 15 de octubre

Eduard Castaño

Whatsapp
1. Imagen de uno de los salones de los restaurante con que cuenta el ‘resort’. FOTO: Fabián Acidres

1. Imagen de uno de los salones de los restaurante con que cuenta el ‘resort’. FOTO: Fabián Acidres

Han tenido que pasar varios años para que esté a punto de materializarse un estreno muy esperado. The Westin Bonmont Golf Resort & Spa abrirá sus puertas el próximo día 15 de octubre. Es el primer Westin de Catalunya y está enfocado para disfrutar de un destino turístico distinto, que prioriza el bienestar. Un retiro restaurador que ofrece los servicios y programas exclusivos de la marca y tratará de brindar una experiencia de bienestar integral tanto a sus huéspedes de fuera como a los residentes locales.

El establecimiento había quedado sin finalizar con el inicio de la crisis económica y ahora, una década después, las obras están muy cerca de terminarse.

The Westin Bonmont Golf Resort & Spa ofrece 135 habitaciones y suites con vistas panorámicas a las montañas y colinas y al mar Mediterráneo. Su objetivo: garantizar una estancia de armonía y bienestar.

Ambiente mediterráneo

El hotel cuenta, además, con piscinas y jardines; una amplia, variada y excelente gastronomía; salones para reuniones y eventos; spa y fitness club; las instalaciones del campo de golf Bonmont y un complejo deportivo.

Las instalaciones de The Westin Bonmont Golf Resort & Spa han sido diseñadas, según explican sus responsables, para disfrutar de los seis pilares del bienestar de la marca: dormir bien, comer bien, moverse bien, sentirse bien, trabajar bien y jugar bien. De ahí la apuesta de la cadena Westin, que es la marca emblema de la cadena Marriott, orientada al bienestar «de cuerpo y alma», aseguran.

2. Una de las habitaciones de la residencia hotelera. FOTO: Cedida

Diseñado por HBA London, el complejo ofrece una serie de elementos espectaculares, desde la paleta de colores del interior hasta las obras de arte inspiradas en el entorno local. Las formas y texturas naturales y orgánicas interpretan el paisaje mediterráneo y se expresan en todo el resort mediante patrones y materiales dinámicos.

El hotel cuenta con una planta baja y dos pisos de altura. Está enfocado al público familiar y sus habitaciones tienen vistas al mar o a las montañas. Son amplias y luminosas, desde los 32 a los 150 metros cuadrados. Las estancias están provistas de tecnología de última generación, incluyendo wifi de máxima velocidad, televisores LCD de 32 o 40 pulgadas y teléfonos de pantalla táctil desde lo que es posible realizar reservas en los restaurantes, el spa, el fitness club o el campo de golf y conectarse a internet.

Otro de los puntos más llamativos del resort es su espectacular piscina exterior, de 150 metros cuadrados y estilo baño romano. Un perfecto lugar para relajarse, rodeado de jardines mediterráneos. Para la organización de eventos corporativos y sociales, dispone de zona de congresos con grandes salones de distintas capacidades y servicios. Además, la experiencia gastronómica es otro de los pìlares de Westin. En Bonmont hay una gran variedad de opciones culinarias. En Terres del Tarraco, por ejemplo, se ofrece lo mejor de la cocina catalana y mediterránea fresca de mercado.

Un proyecto con historia

La inminente inauguración de este establecimiento de lujo se producirá cuando hace ya más de una década que empezó a hablarse de la iniciativa. Fue, concretamente, a inicios de 2008 cuando se anunció la inversión por parte de la cadena estadounidense Starwood Hotel&Resort. Debía ser el primer Sheraton de Catalunya, e incluso se presentó como una gran oportunidad de cara al turismo residencial y asociado al golf.

El comienzo de la crisis económica llevó a que el proyecto se paralizara recuperándose después de que en 2015 la familia suiza Lavanchy, que poseía el 50% de Bonmont Terres Noves, compró el otro 50% a la compañía Medgroup. De esta forma, se convertía en la única propietaria, regresando así a sus orígenes, ya que fue precisamente Henri-Ferdinand Lavanchy quien se enamoró de esta zona y en el año 1990 fundó lo que es hoy Bonmont.

El resort de Bonmont pasa a ser el quinto establecimiento de la demarcación de Tarragona con la máxima categoría que otorgan las cinco estrellas, al margen del resort de PortAventura. En esa lista de ‘hoteles top’ están, por ejemplo, el Gran Palas de La Pineda, Le Meridien Ra de El Vendrell, Mas Passamaner en La Selva del Camp y Villa Retiro en Xerta. Todos ellos han apostado por diferenciarse a partir de la alta gama en sus servicios.

Temas

Comentarios

Lea También