Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Buscan a dos ladrones que robaron tres escopetas y quemaron una masía entre Reus, Salou i Vila-seca

Mossos realizó un amplio despliegue por la zona de Reus, Salou y el barrio de La Plana de Vila-seca para cercar a los sospechosos

Jordi Cabré

Whatsapp
El coche robado en Reus horas antes sufrió un accidente en el Camí de la Plana, en Vila-seca. Foto: DT

El coche robado en Reus horas antes sufrió un accidente en el Camí de la Plana, en Vila-seca. Foto: DT

Fincas agrícolas, masías o casas pairales aisladas ubicadas entre Reus, Salou y Vila-seca se han convertido en las últimas horas en blanco de robos, incendios y algún que otro acto de vandalismo. De hecho, aunque Mossos d’Esquadra no quiere relacionar los diferentes sucesos ocurridos en la madrugada del domingo entre Salou, Reus y Vila-seca, hay indicios de los autores podrían ser los mismos en todos los casos.

El primer aviso que entró en la centralita de Mossos d’Esquadra en la madrugada del domingo era de un posible robo en una masía de Salou. Herramientas y poco más de valor fue el resultado, pero los cuantiosos daños materiales son los que tardarán en cicatrizar entre sus propietarios, de quienes se ha ido apoderando en las últimas fechas el miedo.

Según ha sabido el Diari, el robo en esta masía se perpetró con un coche robado, un Ford Escort, en cuya huida tuvo un accidente en el Camí de La Plana, en la entrada de una finca, confirmaron fuentes policiales que conocen la investigación.

Los autores, se presume que eran dos, huyeron a pie tras dejar el vehículo en este camino rural y desaparecieron. Al localizar el turismo, una patrulla de la Policía Local de Vila-seca pasó la información a Mossos, que al comprobar la matrícula certificaron las sospechas: el vehículo había sido sustraído en Reus.

Antes de abandonar el coche y buscar escondite ante el cerco policial, los dos ladrones podrían haber cometido otros robos. En la avenida de Bellisens, poco antes de las seis de la madrugada se declaró un incendio en una masía de dos plantas. A priori un almacén de aperos. El edificio quedó calcinado en su totalidad y dentro había un tractor devorado por las llamas.

En la misma secuencia cronológica hubo un robo en una masía cerca de la Escola d’Horticultura, también en el término de Reus. En su interior podrían haberse llevado tres escopetas, una posiblemente era un rifle, y con ellas intentaron un último robo en una masía muy cercana al núcleo urbano de La Plana. La llamada de la propietaria, a media mañana al acercarse a su propiedad, ha puesto esta tentativa de robo en la lista de actos delictivos de la noche.

Desde la Policía Autonómica se admite que hay diferentes hipótesis y alguna pista de los sospechosos, pero de momento no hay pruebas definitivas de que los robos de Salou, Reus y Vila-seca fueran obra de las mismas personas, aunque por su cercanía geográfica es una de las líneas de investigación que se está analizando.

Algarrobas

Otro de los robos denunciados a lo largo del domingo fue en otra masía cerca de La Plana. En esta ocasión, la denuncia recibida en la comisaría de los Mossos hablaría de dos coches aparcados enfrente de una masía y que habrían accedido a ella llevándose las sacas de algarrobas encontradas. Se cree que este robo nada tiene que ver con los de la madrugada.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También