Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CDC ignoró durante un año los avisos sobre la actitud de Masagué

Jordi Guasch, entonces presidente local del partido, alertó a la cúpula de las presuntas irregularidades. Les envió varios correos
Whatsapp
La Guardia Civil, el día en el que entró a registrar el Ayuntamiento. Foto: Pere Ferré / DT

La Guardia Civil, el día en el que entró a registrar el Ayuntamiento. Foto: Pere Ferré / DT

La cúpula de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) fue alertada de las presuntas irregularidades que había en Torredembarra un año antes de que la Guardia Civil entrara en el Ayuntamiento y arrestara al entonces alcalde, Daniel Masagué, y los demás miembros de la junta de gobierno local.

Según informaba ayer El País, fue Jordi Guasch quien, como presidente del Comité Ejecutivo Local, escribió en repetidas ocasiones al secretario general adjunto del partido, Lluís Corominas, para ponerle sobre aviso de distintas cuestiones, entre ellas la situación en torno a los locales de Clarà y de la Policía Local, ahora objeto de investigación judicial. La primera vez que le escribió fue el 28 de junio de 2013 (también envió el mensaje a otros miembros de la cúpula de Convergència), y el 4 de julio, al no haber obtenido respuesta, le envió otro correo. Les recordaba que los concejales se habían visto obligados a votar en contra de la legalidad vigente, y que el PSC y ERC habían llevado las irregularidades a la Fiscalía.

Según informó el mismo rotativo y pudo corroborar posteriormente el Diari, Corominas le respondió después del operativo policial -había pasado un año desde el primer mensaje de Guasch-, solo para decirle que en su día se lo había remitido al coordinador general de CDC, Josep Rull. «Ellos se posicionaron desde el primer momento a favor de Masagué, le defendieron en todo momento», apunta el expresidente local de CDC.

Retirado del cargo

Guasch explica que, durante este tiempo, el comité ejecutivo nacional se había reunido y había decidido retirarle el cargo de presidente local. «Lo decidieron en una reunión del día 1 de julio de 2013, y yo me enteré en septiembre», insistió. Guasch también había alertado al presidente del Consell Comarcal del Tarragonès. De hecho, habría sido la primera persona a la que se habría dirigido.

Masagué dimitió de su cargo desde la cárcel, donde permaneció durante tres semanas. Por su parte, Guash y su madre, Rosa Maria Guasch (que fue la única edil de CDC no detenida en el operativo de junio de 2014), optaron por darse de baja del partido. Guasch critica que «las dos personas que se supone que tenían que refundar CDC, sabían lo que pasaba en Torredembarra un año antes. Pero no solo miraron hacia otro lado, sino que mostraron su apoyo explícito a Masagué, mientras este prevaricaba».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También