Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Roda de Berà

Cabezazo en la nariz por 'quitarle' el plato en un bufete de Roda de Berà

El cliente de un restaurante pegó a otro con el que se disputaba
la ‘propiedad’ de la comida recién hecha en la plancha. Ahora ha sido condenado a pagar más de 1.300 euros

ANGEL JUANPERE

Whatsapp
La comida salía hecha de la plancha del restaurante.  FOTO: DT

La comida salía hecha de la plancha del restaurante. FOTO: DT

Lo que en un principio tenía que ser una tranquila comida en un restaurante de Roda de Berà acabó en los Juzgados por la agresión sufrida por uno de los clientes por parte de otro. Ambos se disputaban un plato recién hecho salido de la plancha del establecimiento. Al agresor le salió muy caro el asunto: tendrá que pagar una multa de 360 euros y una indemnización a la víctima de 1.000 euros.

Lo recoge la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona, que ha rebajado los 1.500 euros de indemnización fijados inicialmente por el Juzgado de Instrucción número 3 de El Vendrell.

A las tres de la tarde del 13 de mayo del año pasado, agresor y víctima se encontraban esperando en la plancha del restaurante del bufete. Ambos se pusieron a discutir acerca de la pertenencia del plato saliente.

La escena comenzó a elevar su tono hasta el punto de que el agresor se dirigió al otro diciéndole que «te voy a rajar», para a continuación propinarle un cabezazo en la nariz.

El denunciante no quería problemas y se apartó de su agresor -se desconoce si con un empujón o con un puñetazo-. Otro de los clientes contuvo al agresor porque se dirigía nuevamente a golpear a la víctima.

El herido sufrió una fisura no desplazada de los huesos propios de la nariz. Las lesiones tardaron 40 días en curarse, de los cuales diez estuvo impedido para sus ocupaciones.

En el recurso de apelación, el abogado del procesado apuntaba que su cliente actuó en legítima defensa tras haber recibido una agresión. Para el magistrado de la Audiencia Provincial, el propio denunciado reconoció la existencia del encuentro con el denunciante, que hubo discusión y agresión. Y que las lesiones de la víctima fueron recogidas por el parte médico y descarta que dichas heridas fueran producidas por una persona ajena al enfrentamiento.

Temas

Comentarios

Lea También