Más de Costa

Calafell, Cubelles y Vilanova piden demoler el puerto de la térmica

La decisión final la tiene el Ministerio de Transición ecológica

José M . Baselga

Whatsapp
El puerto de la térmica.

El puerto de la térmica.

Los ayuntamientos de Calafell, Cubelles y Vilanova i la Geltrú piden desmantelar progresivamente, pero por completo, la dársena del puerto de la que fue central térmica, como medida para estabilizar las playas y frenar la erosión.

Tras el desmantelamiento de la fábrica se está pendiente de qué hacer con esos diques que eran una toma de agua. Endesa, propietaria de la fábrica está a la espera de lo que determine el Ministerio de Transición Ecológica. La decisión que se tome condicionará el futurodel litoral.

Calafell, Cubelles y Vilanova encargaron estudio de los efectos de las diferentes posibilidades para las barreras de piedra. Desde mantenerlas a retirar tramos o suprimirlas. Coinciden en pedir sacar esas estructuras que tienen 40 años y han contribuido a modificar la dinámica litoral.

La dársena del puerto.

La postura de los tres municipios es diferente a la de Cunit y la que plantea Endesa. La compañía considera que lo que protegería a las playas es demoler unos 260 metros del dique central y la realimentación de arena para conseguir unas playas encajadas. Endesa ya planteó los diferentes escenarios posibles.

Mantener

El Ayuntamiento de Cunit defiende esa opción pero incorporando a los actuales espigones unos brazos hacia el mar en forma de cuña para retener la arena desplazada por la marea. Parte de ese alargamiento debería ser sumergido para que también frene el impacto de las olas.

Sin embargo Calafell, Cubelles y Vilanova plantean retirar todos los diques para que la arena acumulada durante décadas en la dársena quede libre y alimente a las playas del entorno, que según el alcalde de Calafell, Ramon Ferré, podrían ganar hasta 40 metros.

El interior de la dársena.

El planteamiento de retirar la dársena es el que llevarán los tres municipios ante Costas de la Generalitat en una reunión este jueves para que a su vez los traslade a Endesa y al Ministerio, que es quien tiene la última decisión. Por su parte Cunit defenderá su postura.

Para el alcalde de Calafell, la discrepancia de Cunit es por «un histórico político», que relaciona a un sentimentalismo hacia sus espigones paralelos a la costa que dan una configuración de calas al litoral cunitense.

Las playas de Cunit en forma de calas.

Para Calafell, Cubelles y Vilanova retirar todos los diques de piedra de manera progresiva para comprobar los efectos de la acción, es la solución de que da más garantías al mantenimiento de los arenales. 

La concejal de Medio Ambiente, de Vilanova, Marta Jofra, destaca que las playas además del valor natural son una protección para las primeras líneas edificadas y también base de la economía de los municipios.

La alcaldesa de Cubelles Rosa Fonoll, considera que Endesa ha buscado la solución más barata para después de décadas en la zona marcharse de forma rápida.

Liberar arena

La retirada de los espigones permitiría liberar miles de m3 de arena que los municipios de Calafell, Cubelles y Vilanova creen que se resituaría en la zona. Descartan que las dinámica litoral arrastrase todo el sedimento hacia el sur.

Así consideran que la retirada de los diques permitiría eliminar la dinámica litoral interrumpida por el puerto. En este sentido reclaman que la medida que se tome no sea cortoplacista sino que tenga una visión a largo plazo ya que los resultados se verán durante décadas.

La decisión que debe tomar el Ministerio sobre el futuro del puerto de la térmica revela un creciente problema de erosión de las playas que exige otras medidas ambientales como la naturalización costera para retener sedimento. 

Deconstrucción

El principal aportador son las rieras pero cada vez es menor debido a la excesiva urbanización del interior que impide que las avenidas de agua arrastren la necesaria arena. Una situación a la que se une una mayor intensidad de los temporales en un proceso de acelerado cambio climático.

La dársena está llena de arena.

Otro de los elementos que debe plantearse es la deconstrucción del litoral para eliminar obras que se colocaron sobre los arenales como casas o paseos marítimos excesivamente anchos. 

En este sentido el terreno recuperado para las playas debe seguir procesos de naturalización con la plantación de especies autóctonas que asienten la arena y permita unas playas más resistentes a los temporales y la erosión.

Sin obras duras

El Ayuntamiento de Calafell ya ha pedido al Ministerio demoler una plaza del paseo marítimo de Segur que se adentra en la playa, además de unos espigones. 

En este sentido las nuevas dinámicas de intervención en el litoral evitan una intervención dura como la colocación de espigones y nuevas barreras.

Los ayuntamientos de Calafell, Cubelles y Vilanova consideran que el Ministerio descartará la posibilidad de alargar hacia el mar los actuales espigones, como ha sugerido Cunit con el objetivo de retener arena.

Mira los efectos de las diferentes opciones

- https://www.diaridetarragona.com/costa/La-guerra-de-la-arena-Asi-quedarian-las-playas-de-Cunit-Calafell-y-Cubelles-segun-lo-que-se-haga-en-la-termica--20210707-0058.html

Temas

Comentarios

Lea También