Más de Costa

Calafell aplicará bioingeniería para naturalizar las rieras

Además de mejorar la sección hidráulica reduce la velocidad de las avenidas

José M. Baselga

Whatsapp
El torrente de la Casa Nova en Segur de Calafell.

El torrente de la Casa Nova en Segur de Calafell.

Habitualmente están secos, pero en días de lluvias intensas los torrentes de Calafell pasan a ser caudalosos ríos que representan un peligro. En Segur de Calafell están los de la Casa Nova y de la Casa Vella, que atraviesan por zonas urbanas hasta llegar al mar.

La acumulación de especies vegetales invasoras en el lecho y márgenes de los torrentes, la suciedad y diversas construcciones son diques que retienen el agua y pueden provocar inundaciones.

Los torrentes exigen de un mantenimiento y la mejor manera para que realicen su función natural de desaguar las avenidas es que  sean lo más naturales posibles. Son intervenciones cada vez más necesarias por la crisis climática. También se logra una función ambiental y social como parques naturales lineales que recorren el municipio.

El Ayuntamiento de Calafell comenzará la naturalización del torrente de la Casa Nova desde el cruce de la autopista C-32 hasta la carretera C-31. Se hará por tramos para la mejora ambiental e hidraúlica y de uso público.

La intervención seguirá técnicas de bioingeniería a cargo de la empresa Naturalea, especializada en restauración del paisaje. Así, será una gestión del espacio no urbano para su función natural.

Escombros

En el primer tramo de intervención deben retirarse escombros, incluso de uralita. La posibilidad de llegar en coche al cauce facilita que se tiren allí. También hay que retirar especies aloctonas como el miraguano falso o palmacias.

También se harán depresiones en el lecho del torrente para mejorar la infiltración, reducir la velocidad de las avenidas y mejorar la sección hidráulica de manera que la fuerza del agua tenga menos impacto.

La bioingeniería descarta intervenciones duras a base de hormigón. Así se implantará un sistema Cross-Vane en el que se emplean rocas y troncos que ayuden a deflactar las avenidas de agua.

El sistema protege los márgenes ya que crean pozas y moviliza sedimentos. Las avenidas transportan sedimentos que pueden taponar las depresiones creadas, pero con las estructuras de piedras y troncos la energía del agua se concentra en el centro por lo que remueve el sedimento y mantiene la poza de infiltración. Esas zonas ayudan a reducir la velocidad de la avenida y son una reserva de agua y refugio para especies de fauna en épocas de sequía. 

La intervención en el torrente respeta las especies vegetales autóctonas y contempla la plantación de pino blanco, carrascas, romero, lesntisco y tomillo. En un futuro también podrían introducirse especies de fauna que ayuden al control principalmente de insectos y se crearán pasos empedrados para un uso social.

Temas

Comentarios

Lea También